Buscan ‘exprimir’ carboeléctricas de Coahuila

493

*CFE busca activar carboeléctricas a pesar del daño ecológico

 

Diana Gante

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) quiere generar más energía eléctrica a través de sus dos carboeléctricas de Coahuila, pese a que una de las metas del Gobierno es avanzar en el uso de energías renovables.

Para subir la producción de energía, CFE, quien ha sido omisa sobre el tema, pretende repotencializar las dos carboeléctricas porque están subutilizadas y de paso lograr que operen simultáneamente, aseguró Armando Guadiana, presidente de la Comisión de Energía del Senado.

Explicó que una de las dos plantas de carbón, la central de Río Escondido, opera entre 30 y 40 por ciento y Carbón II, en casi 70. La de Petacalco funciona al 100 cuando le toca operar.

“Necesitamos que el Cenace (Centro Nacional de Control de Energía) tenga un mejor despacho de las centrales, porque entra a despacho una carboeléctrica pero sale la otra”, explicó.

La central de Río Escondido y la de Carbón ll consumen anualmente cerca de 11 millones de toneladas al año, lo que representa en conjunto una generación cercana a los 2 mil 500 megawatts.

Además de más contaminantes, cada megawatt/hora generado con este recurso tiene el costo promedio más alto, de 58 dólares, en comparación con otras tecnologías más económicas como el ciclo combinado que cuesta 40 dólares o las renovables con costos menores a 20 dólares.

Guadiana expuso que 9 por ciento de la energía que se consume en el País proviene de las carboeléctricas, porcentaje que podría elevarse.

El senador dijo que es viable una nueva carboeléctrica en Sabinas, Múzquiz, o añadir otra unidad a la central de Carbón ll para aumentar su capacidad. Recordó que este recurso debe ser aprovechado durante los próximos 25 años, antes de que sea obligatorio abandonarlo por compromisos internacionales ambientales.

 

Te puede interesar : Descarta Nissan México despidos