Trafican ‘marines’ personas y droga

172

 

*Las aprehensiones se dan tras arresto de otros efectivos a principios de mes

 

REFORMA / STAFF

WASHINGTON.- Dieciséis infantes de Marina fueron detenidos ayer en California acusados de integrar una red de tráfico de drogas y de personas.

Los soldados, todos ellos de bajo rango, fueron apresados por el Servicio de Investigación Criminal Naval (NCIS, por sus siglas en inglés) mientras realizaban la formación de batallón en Camp Pendleton, una base ubicada al norte de San Diego, a 90 kilómetros de la frontera con México.

“Los 16 marinos fueron arrestados por su presunta participación en diversas actividades ilegales que van desde el tráfico de personas hasta delitos relacionados con drogas”, informó la Primera División de la Marina en un comunicado.

Agregó que las detenciones fueron resultado de información obtenida durante una investigación previa relacionada a tráfico de personas.

El pasado 3 de julio, los marines Byron Darnell Law II y David Javier Salazar Quintero, también asignados al Campo Pendleton, fueron aprehendidos por agentes fronterizos, cerca del cruce de Tecate, en California, cuando intentaban introducir a territorio estadounidense a tres mexicanos sin papeles.

Dos de los migrantes explicaron a las autoridades que se habían comprometido a pagar a los acusados unos 8 mil dólares cada uno a cambio de que les llevaran a Los Ángeles y Nueva Jersey.

Los dos efectivos señalados afrontan un proceso penal en una corte federal de San Diego, cuya siguiente audiencia está fijada para el 14 de agosto.

Otros ocho “marines” están siendo interrogados sobre su supuesta participación en delitos relacionados con drogas, como parte de una investigación distinta.

Los hechos se dan mientras el Pentágono aumenta el despliegue de efectivos en la frontera para colaborar con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) para evitar la entrada de migrantes irregulares.

Actualmente hay 6 mil 600 militares en la zona.

El Cuerpo de Infantería de Marina precisó que ninguno de los detenidos o interrogados ayer –cuyas identidades no han sido dadas a conocer– participaban en el programa especial de seguridad en la frontera con México.

“La Primera División de la Marina está comprometida con la justicia y el estado de Derecho. Vamos a continuar cooperando completamente con el Servicio de Investigación Criminal Naval en este asunto”, sostuvo la Marina en el comunicado.

“Cualquier infante de Marina que se encuentre relacionado con estas supuestas actividades ilegales será interrogado en consecuencia con respeto al debido proceso”, agregó.

 

Te puede interesar : Tira revuelta a Rosselló