(video) Nido de víboras

402

 

 

Por: Kukulkán

CASANOVA ESTÁ perdiendo el encanto. Porque si bien a Isidro Santamaría no le falta dinero para contratar abogados, adherirse a su causa o presumir de su amistad se está volviendo algo tóxico.

 

EL ¿TODAVÍA? líder sindical perdió ahora el apoyo de la Iglesia, cuyo enviado de dios al mayab, Pedro Pablo Elizondo dijo que al empresario le “lloverá fuego” por sus inapropiados actos de corrupción y trata de personas.

 

AÚN FALTA que los delitos le sean comprobados y que el proceso en su contra se lleve con apego a la ley, pero al ex funcionario municipal parece que le llegó la hora de rendir cuentas tras años y años de medrar sin responsabilidad alguna.

 

AHORA BIEN, en cuanto a las palabras del obispo tropical, su dicho tiene un tufo muy trumpiano de cuando el copete vengador prometió una lluvia de “fuego y furia” sobre Corea del Norte, a cuyo amado líder Kim Jung-un fue a visitar hace poco hasta su mismísima tierra.

 

QUE UN religioso y un presidente como Trump recurran a sentencias similares habla mucho de lo emparentados que están la Iglesia y la política en sus formas de ver el mundo.

 

***

 

POR CIERTO, ya que andamos en ese tema, hoy es el Día Mundial Contra la Trata de personas, fecha que se utiliza para hacer conciencia sobre esta desagradable versión de nosotros mismos.

NO CERREMOS los ojos, que aquí en Quintana Roo tenemos casos presentes y pasados que deberían movernos a actuar.

 

***

 

DE MANERA oficial Uber no funciona en el estado, pero en la práctica allí anda en la calle jugándole a las escondidas con los polis de Tránsito en Cancún, que apañan en promedio a dos coches con la aplicación cada semana.

 

PERO SI oficialmente Uber no funciona, también oficialmente el operativo policial en su contra no es una “caza de brujas”, sino que es una acción pensada para preservar la legalidad del servicio de transporte en protección de los usuarios.

 

EL ASUNTO es uno de varios temas pendientes que deja el actual Congreso del Estado, que pese a haber aprobado una nueva Ley de Movilidad sigue sin resolver la necesidad de la gente que requiere un servicio de transporte, da lo mismo si es Uber o taxi, que sea confiable y mínimamente bueno.

 

Y NO es por presionar, pero ahí no muy lejos asoma sus llantas la china Didi, que ya funciona en la zona del Bajío, centro, occidente de México y aquí cerquita, en Mérida. Eso sin contar con los servicios de patinetas y bicicletas que operan en la Ciudad de México y otras ciudades.

 

¿O ACASO también Erasmo Abelar y el sindicato de gorilas al volante se van a oponer a que usemos patín del diablo por considerarlo competencia desleal?

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 193