Están como en casa

151

  • La Villa hecha en Perú para los Juegos Panamericanos ofrece comodidades para los atletas.

 

 

Por: Yarek Gayosso / Agencia Reforma

LIMA, PERÚ.-Siete edificios resaltan en Villa El Salvador, el complejo habitacional que alberga la Villa Panamericana y sus mil 96 departamentos.

 

De esas 7 torres -cuatro con 20 pisos y tres con 19-, México duerme en la 6 y es vecino de los festivos puertorriqueños. Los apartamentos cuentan con tres cuartos -dos camas en cada uno-, dos baños y una sala.

 

En el comedor, los atletas tienen gran variedad de platillos. Ese lugar se divide en zonas: en la central hay pan, ensaladas, fruta, caramelos, dulce de leche y mermeladas; hay un área de pastas y otra de carnes, como pescado y pollo. Todos los días les ofrecen un platillo distinto de la comida típica peruana.

 

En la Villa también hay espacio para la diversión. Los atletas pueden jugar basquetbol, pero las zonas más concurridas son las salas de billar y videojuegos.

 

“La Villa Panamericana es un centro cultural increíble. Podemos convivir con amigos de otros países, me encanta el comedor y el centro de juegos porque puedo convivir con amigos que no veo durante todo el año”, contó el patinador mexicano Luis Felipe Reyna.

 

Los Juegos Panamericanos de Lima 2019 quieren dejar legado y los deportistas peruanos que obtengan preseas de oro, como Gladys Tejeda, o plata les corresponderá un departamento de 75 metros. A los medallistas de bronce se les regalará un inmueble de 70 metros.