Amenaza excremento agua en Yucatán

545

 

  • La organización Mercy For Animals voló drones sobre granjas industriales para exhibir el impacto ambiental que representan en el suministro de agua a las comunidades.

 

Evlyn Cervantes/Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MÉXICO 01-Aug-2019 .-Granjas de producción de pollos y cerdos que operan en medio de la selva maya en Yucatán disponen los desechos animales en enormes estanques cuya agua puede filtrarse fácilmente al subsuelo.

 

La organización Mercy For Animals voló drones sobre granjas industriales para exhibir el impacto ambiental que representan en el suministro de agua a las comunidades, en el ecosistema de selva y en la red de cenotes que son el principal atractivo turístico de la región.

 

Se estima que en la Península deYucatán existen más de 3 mil cenotes que conforman una red de corrientes subterráneas y que a nivel del manto freático están conectados con otros flujos laminares subterráneos que finalmente van a dar al océano.

 

“Encontramos fosas llenas de desechos que no están siendo tratadas e incluso encontramos fosas que no están bien delimitadas ni tienen los requerimientos que podrían evitar que todos esos desechos se filtren al sistema de aguas.

 

“Hay granjas que están bien construidas pero la tubería no se encuentra bien diseñada o tiene algún tipo de fuga entonces, el agua de desechos se sale por todos lados”, expone Fabiola Hernández Balmori, abogada de la organización Mercy For Animals.

 

La investigación de Mercy For Animals indica que según el presidente de la Asociación de Porcicultores de Yucatán tan solo en 2018 fueron criados 2.2. millones de cerdos para la producción de carne en esa entidad.

 

Pero los estanques en los que las granjas industriales almacenan los desechos animales, pueden generar más aguas residuales que una pequeña ciudad, afectan el suministro hídrico a las comunidades y detonan problemas de salud pública relacionados con problemas de asma, concluye la investigación.

 

Actualmente, comunidades yucatecas como el grupo indígena Homún y los ciudadanos de San Antonio Chel, luchan en contra de estas granjas industriales por la contaminación del agua y delaire que han ocasionado en su región.

 

Pese al rechazo de las comunidades locales, las granjas industriales continúan expandiéndose en la Península de Yucatán e incluso, algunas disponen casi 100 naves para la crianza de animales.

 

“La industria ha crecido a niveles impresionantes, hay estructuras de casi 100 edificios en granjas de gallinas ponedoras de huevos. Este es un impacto importante sobre todo porque en la Península de Yucatán, el ecosistema es muy frágil debido a los cenotes y esto impacta no sólo la calidad de vida de la población sino también en la economía de pequeña escala que sobrevive gracias al turismo.

 

“En Yucatán, el pueblo se está levantando y está teniendo conversaciones con quienes quieren construir grandes granjas. A veces, difícilmente sabemos estas realidades cuando hay dueños de granjas ancladas en la selva y no son de fácil acceso para la población”, agrega Fabiola.

 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) provenientes de la ganadería representan el 14.5 por ciento de las emisiones globales creadas por el hombre.

 

Mercy For Animal lanzó un llamado a la autoridades de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) a fortalecer la inspección en la operación de las granjas industriales y convocó a los ciudadanos a tomar consciencia del impacto ambiental que representa la producción de productos como huevo y carne porcícola en el País.

 

“Al ver estas instalaciones tan grandes, estamos horrorizados de pensar en los estándares de bienestar animal que existen dentro de esas granjas. Queremos concientizar al público en general y decirles que el problema no está nada más en lo que se llevan a su plato sino en el impacto ambiental que hay alrededor del producto”, indica Fabiola.

 

Aunque los ciudadanos pueden resistir la proliferación de las granjas industriales al elegir una alimentación a base de vegetales, la organización enfatizó la importancia de responsabilizar a los productores de carne por la contaminación ambiental y la crueldad animal que ocasionan.

 

Quizá te interese: Migración/ Abre Gobierno albergue para migrantes