Lanza Ruanda alerta por ébola

143

 

*Los ruandeses deben pensarlo dos veces antes de cruzar hacia RDC a comprar o vender un par de zapatos o algunos alimentos

 

REFORMA / STAFF

KIGALI.- La confirmación de nuevos casos de ébola en la ciudad congoleña de Goma llevó a la vecina Ruanda a cerrar su frontera por unas horas y a lanzar una advertencia a su población.

“Los viajes no esenciales al este de la República Democrática del Congo (RDC), incluyendo los viajes comerciales transfronterizos, deben evitarse”, dijo ayer la Ministra de Salud de Ruanda, Diane Gashumba.

Ruanda cerró por unas horas su frontera, un día después que la Organización Mundial de la Salud (OMS) elogió a los países africanos por mantenerlas abiertas.

La Presidencia del Congo condenó la decisión del país vecino, al tiempo que los congoleños expresaron frustración.

“No puedo comprender por qué no nos hacen pruebas en lugar de cerrar estas fronteras”, externó Angel Murhula, quien trabaja en Ruanda.

El Ministerio de Salud ruandés dijo más tarde que el cierre había sido temporal mientras se reforzaba la vigilancia por el ébola.

La OMS ha desaconsejado las restricciones a los viajes, pues ante los cierres de frontera, los viajeros buscan otros puntos para cruzar, que no tienen estaciones para lavarse las manos ni puestos de revisión.

Ayer, autoridades congoleñas informaron que la esposa y bebé de un hombre que murió por el virus esta semana contrajeron la enfermedad.

Se trata de la primera transmisión del virus al interior de la ciudad de 2 millones de habitantes, situación que temían los expertos en salud. La familia de la víctima fue puesta en cuarentena.

El Lanza Ruanda alerta por ébola Staff Inner Space Center Federation Service Aviation Forest Protection 8 hombre estuvo acompañado por ellos todo el tiempo que presentó los síntomas.

“Presenciamos la primera cadena de transmisión activa en Goma y pronosticamos que habrá más”, advirtió, en un comunicado, el director de respuesta de ébola del Comité de Rescate Internacional, Andre Heller.

El brote, que fue declarado hace un año, ha matado a más de mil 800 personas, casi un tercio de ellos niños. Se trata del segundo más mortal en la historia.