Condena odio racial; ignora ley de armas

169

*Acusan demócratas al Presidente de no querer enfrentar al lobby de las armas

 

REFORMA / STAFF

WASHINGTON.- El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, urgió ayer soluciones bipartidistas para evitar que vuelvan a ocurrir ataques como los de este fin de semana en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio.

De regreso en la Casa Blanca luego de permanecer dos días en su club de golf de Nueva Jersey, el Mandatario calificó los ataques como crímenes bárbaros contra la humanidad, y llamó a la unidad para responder a la epidemia de violencia.

Trump atribuyó las agresiones a los videojuegos y a las enfermedades mentales, pero no mencionó nada acerca de poner límites en la venta de armas.

“El odio aprieta el gatillo, no el arma”, declaró el Presidente en una clara señal de que no apoyaría los esfuerzos demócratas para un control de armas a gran escala.

El Congreso no pudo aprobar en este periodo de sesiones una legislación sustancial sobre control de armas, en gran parte por la resistencia de los republicanos que controlan el Senado.

El mismo Trump ha echado para atrás sus promesas de fortalecer las leyes sobre control de armas.

En febrero, en un encuentro con sobrevivientes y familiares de víctimas del tiroteo en Parkland, Florida, en el que 17 personas perdieron la vida, el Presidente prometió actuar fuertemente en las verificaciones de antecedentes para adquirir armas.

Trump afirmó que se enfrentaría al lobby de las armas y que se obtendrían resultados en la lucha por sofocar este tipo de violencia; sin embargo, luego se retractó, y dirigió su apoyo a cambios modestos en el sistema federal de verificación de antecedentes y en una propuesta para armar a maestros en las escuelas.

Ayer, la líder de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijeron que el Presidente debería presionar al Senado para que se discuta un proyecto de ley que ya fue aprobado por la Cámara baja y que exige comprobar antecedentes penales del comprador en toda venta de armas.

“Corresponde al Senado regresar a sesiones para aprobar esta legislación de inmediato”, señalaron los legisladores en un comunicado. “El Presidente sigue siendo prisionero del grupo de lobby de las armas y de la NRA (Asociación Nacional del Rifle)”.

La iniciativa aprobada en febrero, que logró entonces 240 votos a favor y 190 en contra, amplía el requisito de comprobación federal de antecedentes penales a las ventas entre particulares, incluidas las transacciones en ferias de armamento, a través de internet o por anuncios clasificados.

Bajo la ley actual, solo los vendedores de armas con licencia están obligados a llevar a cabo verificaciones de antecedentes a sus clientes.

Los ataques registrados el fin de semana dejaron 31 muertos.

Ayer, se informó que la cifra de fallecidos por el atentado en una tienda Walmart en El Paso, Texas, subió a 22, luego que dos personas que estaban hospitalizadas perdieran la vida.

Te puede interesar : Culpan a Trump de atizar el odio