Exculpan a víctima luego de cuatro años

94

 

  • Una mujer fue detenida y encarcelada por romper artículos electrodomésticos de manera deliberada en una tienda departamental, lo cual se constató fue falso.

 

HERLINDO VÁZQUEZ

 

CHETUMAL, Q. ROO.- Pasaron cuatro años para que María Elena Meneses Loria recibiera una disculpa pública de la Fiscalía General del Estado (FGE), por dilación en la impartición de la justicia.

 

La víctima que recibirá el beneficio de la reparación del daño fue privada de su libertad por un grupo de agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) que la señalaron como responsable de romper aparatos electrodomésticos en una tienda departamental el 21 de noviembre de 2015.

 

El vicefiscal en la zona sur, Carlos Maya Girón, fue quien ofreció la exculpación tras el señalamiento de responsabilidad por romper, según dijeron, los objetos de manera intencional.

 

El funcionario destacó que en la actual gestión de procuración de justicia se actúa con prioridad, mientras que la agraviada reconoció la actuación de la FGE y de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (Cdheqroo), que le hicieron justicia.

 

Meneses Loria fue detenida en una tienda departamental bajo argumento de haber roto deliberadamente unos aparatos electrónicos, pese a que se constató, a través de cámaras de vídeo vigilancia, que no fue así. Pese a ello, la agente de la PEP, Clara R. B. ordenó su detención de manera arbitraria.

 

La inculpada fue privada de su libertad por varias horas y trasladada a la Cárcel Municipal de Chetumal, donde tuvo que pagar una multa.

 

Por los hechos promovió denuncia ante el agente del Ministerio Público y el  proceso que la exculpó dilató casi cuatro años. De no ser por la intervención de la Cdheqroo se hubiera estancado.

 

Pese la disculpa y la reparación del daño, la afectada advirtió que continuará con el proceso hasta que se deslinden responsabilidades y se conozca la verdad de los hechos, debido a que los agentes preventivos siguen activos y sin procedimiento disciplinario interno.

 

“Quiero que se sepa la verdad, quienes son los verdaderos delincuentes. Voy a llegar hasta el final y que se proceda en consecuencia”, señaló.

 

Quizá te interese: El arte de Chetumal… en el olvido