Mantienen estables puestos de trabajo

55

 

  • Mario Machuca Sánchez, dirigente de la CROC en Benito Juárez, dijo que se mantuvieron estables los empleos.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

 

CANCÚN, Q. ROO.- A pesar de que se presentaron diversos factores que jugaron en contra de la ocupación hotelera para la temporada veraniega en Quintana Roo, los trabajadores del sector turístico se mantuvieron estables en sus puestos, advirtió Mario Machuca Sánchez.

 

El dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) en Benito Juárez agradeció el alto número de vacacionistas y mostró satisfacción al mencionar el porcentaje de ocupación registrado en el destino.

 

El índice de visitantes estuvo entre 80 y 85 por ciento, pese a factores adversos como el sargazo y la inseguridad registrada; sin embargo, reconoció que para llegar a estos niveles, se castigaron las tarifas de los hoteles.

 

“No podemos tapar el sol con un dedo. Con referencia a otros años, la tarifa tuvo que bajar para mantener una ocupación que se mantiene bien. Hablar de 80% de ocupación en un destino turístico como el nuestro es buena, pero la idónea es que nos mantengamos siempre al 100 por ciento”.

 

Si bien no lo definió como un problema, Machuca Sánchez señaló una disminución considerable en el tema de contrataciones para la temporada veraniega, producto de la incertidumbre.

 

En total, hubo cerca de dos mil nuevos contratos, cuando en años anteriores se registraban entre cinco y seis mil.

 

En cuanto a la temporada baja, el líder municipal de la CROC espera una reducción natural en la ocupación al situarla entre 60 y 70 por ciento, razón por la cual algunos hoteles aprovecharán para dar tiempo libre a sus trabajadores o para renovar sus instalaciones antes de llegar a la temporada de fin de año.

 

Dio a conocer el cierre de una propiedad del Grupo Royal, la cual pasará de operar del esquema de tiempo compartido al de hotel Todo Incluido.

 

El cierre provocará reasignaciones en los trabajadores de manera temporal en otros hoteles de la cadena, pero no se perderán empleos ni habrá complejos que decidan dejar el negocio, como se había vaticinado meses atrás ante la crisis de inseguridad y los problemas con el sargazo.

Quizá te interese: Promueven lucha vs violencia de género