Rompen récord en construcción de aulas

358

 Abraham Rodríguez Herrera, director general del  Ifeqroo, asegura que Quintana Roo está creciendo fuera de todo parámetro nacional en materia de infraestructura educativa.

 

 

ELMER ANCONA

 

CANCÚN, QROO.-  En el estado se está rompiendo récord en la construcción de aulas, ya que el año pasado se entregaron 102 y para este ciclo escolar serán 163 en todo el estado, anunció Abraham Rodríguez Herrera.

Para el director general del  Instituto de Infraestructura Física Educativa (Ifeqroo) del Gobierno del Estado, eso habla de que Quintana Roo está creciendo fuera de todo parámetro nacional.

“El estado se alimenta de nuevos ciudadanos, la diferencia con otros estados es que los que nacen aquí ya llegan creciditos, lo primero que hacen las familias al arribar es buscar la escuela más próxima”.Asegura que el gobernador Carlos Joaquín González ha hecho énfasis en que se debe andar a la par del crecimiento de la población, aunque lo que hace falta es que la Federación también corresponda.

El gobernador, recuerda, hizo ya la petición al Presidente de la República para atender las necesidades en materia educativa, no obstante, el estado no se queda esperando una respuesta, sino que trabaja en las soluciones.Por ahora están cubriendo las necesidades y las 163 aulas a entregar hablan de que cada año hay un crecimiento importante, tanto poblacional como de oferta educativa.

“Lo interesante es que este tipo de trabajos se da a las empresas de Quintana Roo; no hay una sola empresa fuera del estado que esté trabajando en la construcción de aulas”.Con esto, advierte Rodríguez Herrera,  se incentiva la economía en el estado, se generan más empleos; más de 120 empresas de diferente tamaño según la licitación, desde Chetumal hasta Lázaro Cárdenas, están trabajando para el Instituto de Infraestructura.

“Esperamos los recursos federales para dar con precisión el número de trabajo que se genera, pero todo lo que se hace se queda aquí; hay una derrama económica importante y de esa forma se procura que Quintana Roo crezca”.

 

‘Chiqueritos’, erradicados

 

El director general del Ifeqroo afirma que en Quintana Roo las escuelas con piso de tierra fueron erradicadas, también los “chiqueritos” que se hacían con madera en las colonias donde había asentamientos irregulares. El estado logró abatir esa circunstancia.

El año pasado hicieron casi 36 aulas “provisionales”, del tamaño de una normal de 6 x 8 pero desmontables; en una franja irregular de tierra no pueden construir con muro de block porque luego llegan los “vivillos” y dan las gracias por haberles construido su terreno.“Hacemos aulas provisionales dignas, de buena calidad y estándar; todas tienen agua, luz y baños. Estas aulas las desmontamos paño por paño, las llevamos para darles uso. Donde no podemos llegar con electricidad metemos paneles solares”.

Reconoce la participación de la iniciativa privada, la confianza que depositan en las autoridades estatal y municipales; fundaciones de hoteleros de Playa del Carmen, por ejemplo, pusieron fondos para el Fraccionamiento Noh Bec. Rodríguez Herrera plantea que a nivel de educación superior, de universidad, tienen cubiertos los espacios necesarios, hay suficientes aulas e infraestructura para que los jóvenes puedan estudiar.

Al terminar bachillerato siempre es necesario que parte de la población esté dedicada a los oficios, por eso hay sistemas como el Conalep o los CBTA que preparan técnicos en diferentes áreas e integrarlos a la vida productiva.Esto de alguna forma alivia el proceso educativo y brinda más espacio para quienes quieran continuar con sus estudios a nivel licenciatura o posgrados.

 

De nueva creación

 

El director general del Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado es determinante al decir que “van muy bien”, ya que el gobernador ha puesto mucho empeño en la educación, la salud y la seguridad. La educación es uno de los tres grandes temas que tiene en agenda.

“Ahora estamos trabajando en la construcción de once escuelas dado el crecimiento tan importante que tiene Cancún y Playa del Carmen; las estamos edificando para entregar con el nuevo ciclo escolar, a diferencia de 2018 que no hicimos ninguna, sólo ampliaciones”.Explica que ahora serán once escuelas de nivel básico. En el Fraccionamiento Pescadores, de Playa del Carmen, será una primaria y una secundaria; en el Fraccionamiento Sacbé, de Cancún, un jardín de niños y una primaria.

En el Fraccionamiento Punta y Cal un jardín de niños, una primaria y una secundaria; en Arcos Paraíso una primaria y una secundaria; en el Fraccionamiento Kuzamil una primaria y un jardín de niños.

La elección no fue al azar, las autoridades educativas buscaron y mapearon donde había más necesidad, donde la gente se tenía que trasladar más lejos. Ese fue su principal parámetro.“Hay una norma que indica que los niños no deben desplazarse más de un kilómetro para ir de su casa a la escuela, con ella y los mapeos de necesidades es como nosotros tomamos decisiones”.

 

El factor densidad

 

Cuando aborda el tema de la densidad de la población lo califica como de suma importancia, ya que en Cancún y Playa del Carmen se deben atender todas las necesidades educativas.Los desarrolladores están edificando torres de tres o cuatro niveles, espacios para mayor cantidad de gente, entonces los obliga a tener las escuelas adecuadas. Es tema de gran urbe como lo es Cancún.

“La densidad está afectando a estas zonas; en una hectárea hace diez años tu podías ver mil habitantes, ahora tienes 3 mil en ese mismo espacio. Estamos llegando a niveles de grandes ciudades, por eso hay muchas cosas por mejorar”.

En cuanto a lo que sucede con las zonas rurales que no tienen escuelas, Rodríguez Herrera explica que en el nivel básico que comprende jardín de niños, primaria y secundaria prácticamente se ha abatido la necesidad de espacios educativos. “En ese tema estamos bien, vamos al día”.Al referirse al nivel medio que comprende el bachillerato, admite que necesitan cubrir mejor esa demanda porque ahí sí existe una gran necesidad de la población.

“Lo que sucede con el caso de los bachilleratos es que pertenecen a subsistemas federales; estamos hablamos del Conalep, de los CBTI. Ahí estamos esperando que el gobierno federal asigne recursos”.

Se tiene un desfasamiento entre número de alumnos y de escuelas que están en Playa del Carmen, Cancún y Tulum; en José María Morelos, Bakalar y Othón P. Blanco está cubierta la necesidad.Ahí, platica el director general del Ifeqroo, se pudiera decir que hasta sobran espacios, pero es una opción de estudio para quienes quieran trasladarse a esas ciudades a alimentar sus conocimientos. “Ojalá pudiéramos traer unas aulas de allá para acá”.

 

TE PUEDE INTERESAR: Deberán esperar obras del bulevar