Promueven bondad de huertos urbanos

64

 

  • La empresa de Dante Koh, director de Ekohlogica, se encarga de impartir talleres para crear huertos y jardinerías.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Durante la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a crearse y usarse los primeros huertos, forma de cultivo en las ciudades donde se llegaba a consumir hasta 40 por ciento de los alimentos.

 

Esta forma de sostenibilidad se convirtió en algo indispensable, ya que durante las dos grandes guerras muchos países europeos no podían depender de las importaciones, por lo tanto, había que asegurar el abastecimiento de los alimentos.

 

En la actualidad, estos huertos se han convertido en urbanos; además de fomentar la ecología, generan beneficios a la salud y mejoran las habilidades cognitivas si se realizan desde casa.

 

Dante Koh, director de Ekohlogica, empresa que se encarga de impartir talleres para crear huertos y jardinerías, explica la importancia de contar con uno en casa, sin importar que tan grande o pequeño sea el espacio.

 

“Hacer este taller ayuda a comunicarte contigo mismo, tener contacto con la tierra, te concentra, te distrae y te hace feliz. El otro objetivo es que tienes alimentos naturales y nutritivos que tú mismo riegas y cuidas.

 

“Además, ayuda a conectarte con la naturaleza; estos talleres demuestran que es muy fácil tener plantas nutritivas, jardines útiles que todo mundo puede hacer en casa”.

 

Otros de los beneficios, menciona la ecologista, es que se pueden cultivar alimentos 100 por ciento naturales, sin pesticidas dañinos, además de que se ahorra dinero y se mejora la eficiencia de alimentos, su producción y uso del suelo.

 

También se aumentan las zonas verdes en las ciudades, tan necesarias en la mayoría de ellas, que están siendo acaparadas por el crecimiento desacelerado.

 

Los huertos pueden ser aprovechados para cultivar diversas hortalizas como lechuga, fresa, rábano, tomate, calabaza, chile, espinaca y betabel, sin desairar las plantas aromáticas y medicinales.

 

La idea es no gastar mucho dinero y generar tu propio cultivo para consumo personal.

 

Los talleres que Dante Koh imparte a través de su propia empresa, ha logrado concientizar y enseñar a más de 200 personas de todas las edades en Chetumal, en la creación de sus propios huertos.

 

Añade que cada día es mayor el interés de las personas por tomar un curso de huertos o jardinería, con el fin de replicar lo aprendido en casa y ser autosustentables.

 

Qué se requiere

 

Lo primero es buscar al interior de la casa un lugar donde le dé el sol varias horas al día, necesario para el crecimiento de la planta cultivada; es importante elegir bien el tipo de cultivo, las semillas, plántulas o plantas con el fin de aprovechar al máximo el espacio que se tiene, por muy grande o pequeño que sea.

 

Una parte importante de crear un huerto es el reciclaje, pues se pueden utilizar recipientes de lata o plástico, llantas o maderas; también se necesita de tierra, agua, semillas y composta.

 

Este último se puede generar con los desechos que se tienen en casa, tales como cascaras de huevo, frutas y verduras, restos de café, hojas muertas, papel cartón y excremento de animales como vacas o caballos.

 

Una vez teniendo todo lo necesario, se requiere mover la tierra para ablandarla y oxigenarla; puede ser con la ayuda de una pala, picota y rastrillo.

 

De igual manera se debe limpia el lugar para que quede libre de piedras, malezas y pasto, es decir, sólo debe quedar tierra suelta.

 

Se debe agregar tierra y composta una vez preparada la tierra, solo hay que sembrar las semillas que se eligen para el huerto.

 

Hay que regar la planta diariamente en la noche o en la tarde para aprovechar más el agua, ya que es durante este tiempo que las plantas pueden aprovechar de una mejor manera el agua, ya que no se evapora rápidamente.

 

Quizá te interese: ‘La gente debe mandar; debemos empoderarla’