Reparan por daños a RIU con 18.4 mdp

615

 

*Dan revés jurídico a Promotora Punta Nizuc por detener obra con artilugios legales

 

ALBERTO CHUC

CANCÚN, Q. ROO.- Por causar daños y perjuicios con artilugios legales para posponer la construcción del “Hotel Riviera Cancún”, la empresa Promotora Punta Nizuc S.A. de C.V. fue obligada a pagar 18.4 millones de pesos a la compañía RIUSA II, filial de Grupo RIU.

Después de casi cuatro años en disputa, en los que se desahogaron catorce juicios de amparo, los magistrados del Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, concluyeron que Promotora Punta Nizuc no acreditó las acusaciones formuladas en contra del proyecto que contempla la construcción de un complejo hotelero con 530 nuevos cuartos.

El argumento jurídico de fondo en este asunto fue el posible impacto a los ecosistemas de la zona conocida como Punta Nizuc en agravio de los derechos humanos de los ciudadanos de Cancún a contar con un medio ambiente sano, lo cual fue echado abajo por la justicia federal y en consecuencia liberó a favor de RIUSA II los fondos de dos fianzas que Promotora había depositado como garantía para obtener a su favor la suspensión definitiva para detener la construcción.

“Los daños y perjuicios ocasionados por Promotora Punta Nizuc a mi cliente superan los 18 millones 440 mil 893 pesos de ambas fianzas porque ya son casi cuatro años de que la obra fue injustamente parada con artilugios legales, como lo demostró la resolución del Segundo Tribunal Colegiado”, afirmó Xóchitl Moctezuma Segundo, abogada de RIUSA II.

Los alcances de esta resolución, añadió, es que ya no hay obstáculos legales de índole ambiental para empezar la obra, aunque todavía habrá que esperar la resolución del Tribunal de Justicia Administrativa de Quintana Roo, ante el cual se sigue un proceso en contra del Programa de Desarrollo Urbano de Cancún que le autoriza a Grupo RIU una densidad de construcción de 270 cuartos por hectárea.

Es otro de los artilugios legales de Promotora Nizuc para ganar tiempo, consideró la defensora quien a su vez celebró el que las autoridades judiciales a nivel federal ya hayan notado los deliberados intentos por causar daños y perjuicios a RIUSA II.

En el ámbito empresarial este conflicto representa un choque de trenes entre los poderosos grupos hoteleros Brisas, de Antonio Cosío Pando, y RIU, de los hermanos Carmen y Luis Riu Güeil, cuyos poderíos se disputan la exclusiva área de Punta Nizuc de la zona hotelera en Cancún.

Sobre esta zona, en 2012, grupo Brisas lanzó su nueva marca Nizuc con una inversión de 170 millones de dólares y dirigida al segmento de alto poder adquisitivo; actualmente posee ocho hoteles con las marcas Brisas, Galería Plaza, Hacienda Jurica y Nizuc.

Justamente frente al Hotel Punta Nizuc, la empresa RIUSA tiene proyectado construir sobre dos hectáreas de terreno un complejo hotelero con una inversión de 360.9 millones de dólares, que contempla 14 pisos con 514 habitaciones, que de acuerdo a la abogada Moctezuma Segundo cuenta con todos los permisos federales, estatales y municipales desde 2015.

Te puede interesar : Impulsa Apiqroo a Puerto Morelos