Admite Rusia accidente al probar arma nuclear

153

*Rusia reconoció ayer que la explosión en una base al norte del país que provocó la muerte de cinco personas estuvo vinculada con pruebas de nuevas armas.

 

Reforma / staff

MOSCÚ.- “Los hombres murieron trágicamente mientras probaban un nuevo dispositivo especial”, dijo Alexei Likhachev, director ejecutivo del monopolio nuclear estatal Rosatom.

“Continuará el trabajo sobre este nuevo tipo de armas que, bajo cualquier circunstancia, se hará hasta el final. Es el mejor tributo que podemos rendirles”.

Aunque los detalles del accidente y el tipo del arma se mantienen en secreto, algunos medios han sugerido que se trata del misil de crucero hipersónico Burevéstnik (Albatros), dotado de propulsión nuclear.

El Presidente Vladimir Putin habló de esa nueva arma en 2018, y el Ministerio de Defensa ruso la ha promocionado como un misil teóricamente capaz de usar una fuente de combustible nuclear a bordo y volar por periodos indefinidos.

La explosión ocurrió el 8 de agosto en una plataforma en alta mar en la región de Arjánguelsk, cerca del círculo polar ártico.

Tras el suceso, el pánico llegó a muchos hogares en la ciudad de Arjánguelsk.

Después de que la Administración local reconoció que los niveles de radiación habían aumentado 20 veces su nivel normal durante media hora –aunque luego retiró la aseveración–, muchos ciudadanos se acercaron para comprar yodo, un químico que se usa en ciertos casos para limitar los efectos de la exposición de la radiación.

La organización ambientalista Greenpeace Rusia criticó la “generalizada actitud negligente que tienen las autoridades con respecto a los desechos nucleares”.

Te puede interesar : Paran vuelos en Hong Kong