Calculan arribo récord de cruceristas

295
  • Se podría alcanzar este año un cifra de alrededor de 8 millones de viajeros

 

Renata Tarragona / Agencia Reforma

 

CIUDAD DE MÉXICO.- El segmento de cruceros podría alcanzar este año un cifra récord de alrededor de 8 millones de viajeros, dijo Arturo Musi, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas para la Atención de Cruceros Turísticos (Amepact).

El Caribe ha crecido entre 7 y 8 por ciento, mientras que el Pacífico ha dado la sorpresa con un aumento de entre 12 y 15 por ciento.

“Tenemos reservados arribos en puertos, por ejemplo, Carnival pone otro barco en el Pacífico mexicano con mayor capacidad que traerá más pasajeros, Princess y Disney anuncian más arribos”.

Los ingresos por pasajeros de cruceros este año rondarían los 790 millones de dólares; el total de arribos incrementaría 10 por ciento y generaría hasta 937 millones 300 mil pesos de derechos e impuestos.

En cifras de Datatur, el año pasado arribaron al país 7 millones 865 mil 550 cruceristas en 2 mil 668 embarcaciones.

De enero a junio de 2019 ingresaron 4 millones 673 mil 112 pasajeros, 11.4 por ciento más que en el mismo periodo de 2018.

A la zona del Golfo-Caribe arribaron 3 millones 475 mil 801 cruceristas, un aumento anual de 9.4 por ciento; mientras que en el lado del Pacífico desembarcaron un millón 197 mil 311 pasajeros, 17.7 por ciento más.

 

Crecimiento Anual

 

Respecto al número de barcos, atracaron mil 571, un crecimiento anual de 4.7 por ciento de navíos.

“Hay un futuro promisorio importante (en el Pacífico), pero por otro lado no vemos que haya mejoría en infraestructura portuaria.

“Esto nos sigue preocupando mucho porque los barcos ya son más grandes, tienen mayor longitud, los muelles que tenemos necesitan crecer para recibir a este tipo de embarcaciones”, agregó Musi.

Señaló como destinos a optimizar a Cabo San Lucas, Baja California Sur, que necesita más opciones para las lanchas de los barcos; Vallarta, con mejoras en su infraestructura comercial dentro del puerto, pero pendiente de alargar muelles, y Mazatlán con su proyecto de ampliación de muelle, aún por realizarse.

Destacó también la importancia de planear a futuro para evitar que el sector se estanque y modernizar los puertos para no mandar a los pasajeros en barcos más reducidos o que cambien de rutas.

“El 2020 lo aguantamos justos con los tamaños de los nuevos barcos, vamos a estar ajustados en los puertos (…) la industria tiene todos los astilleros comprometidos de aquí a cinco años con nuevos barcos y si no nos preparamos con proyectos para 2021 y en adelante nos vamos a quedar atrás”, añadió.