Editoriales sí van a la feria del libro más importante

84

 

  • Algunos editores de libros aseguraron que México tiene mucho que ofrecer en la Feria del Libro de Frankfurt.

 

 

Por: FRANCISCO MORALES V. / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Mientras el Estado mexicano se toma el año libre de la Feria del Libro de Frankfurt, argumentando austeridad, sellos independientes salen al quite ante la que se considera la máxima plataforma para el libro en el mundo.

 

La consigna del frente, impulsada por la editorial Dharma Books + Publishing, es simple: “México tiene mucho que ofrecer”.

 

Así, tras el anuncio de que el Fondo de Cultura Económica (FCE) no acudirá este año a la feria, con una declaración polémica de su titular, Paco Ignacio Taibo II, la joven editorial independiente llevará a cinco de sus pares al encuentro alemán.

 

Las editoriales Textofilia, Paraíso Perdido, Elefanta y dos más –todavía por anunciarse–, conformarán una suerte de coalición en el evento de profesionales para profesionales que se especializa en la compra-venta de derechos.

 

“Se nos ocurrió esta idea de las posibilidades que podían tener otras editoriales independientes, en parte también para tener buenas ‘migas’ con esos editores que hacen un gran trabajo, y también como un posicionamiento de las editoriales independientes a nivel internacional”, explica Raúl Aguayo, director de arte de Dharma Books.

 

En el espacio que ellos se costearon, las demás casas libreras podrán ofertar tres volúmenes de su catálogo, sin costo. Para Aguayo, una convicción común atraviesa todos los esfuerzos.

 

“Comparten mucho del ideal del editor que nosotros tenemos en Dharma, esta idea de buscar el bienestar de sus autores y obviamente abogar por el público, no ser complacientes, como lo pueden ser otras editoriales más grandes”, reflexiona.

 

Días antes de la convocatoria de Dharma, Taibo II declaró a un diario que la editorial que dirige no tenía mucho que ofrecer en esta edición, un enunciado que causó indignación y molestia entre el sector editorial. Después publicaría un video en el que dijo que sus palabras fueron descontextualizadas, que el FCE se anticipó vendiendo y comprando derechos en otras ferias, y que se encuentra en una revisión de los que tiene actualmente, por lo que era un gasto innecesario ir.

 

“No queríamos atacar a Taibo, ni queríamos atacar sus decisiones, pero nosotros no estamos de acuerdo”, dice Aguayo sobre su convocatoria.

 

No obstante, sí realiza críticas puntuales a lo declarado por el director del FCE.

 

“Si una editorial independiente que tiene tres años de existencia puede costear la asistencia a Frankfurt, creo que los planes de austeridad están determinados de una manera bastante equivocada”, declara.

 

Quizá te interese: ‘Olvidan’ el presupuesto para matemáticas