Comodidad artesanal

162
  • Los colores de estos “tronos” se relacionan con la personalidad de los individuos y con los dioses.

 

MARCO ANTONIO MATA /AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- Catalogadas como una especie de piezas de mobiliario de arte, las sillas Yoruba de Namuh, realizadas de forma artesanal en madera, textiles y pequeñas cuentas de vidrio, son una práctica espiritual por sí misma entre los Yoruba, un grupo etnolingüístico originario de África Occidental.

Los colores en blanco y rojo de estos “tronos” guardan una estrecha relación con la personalidad de los individuos y con los orishas (los dioses). Los “pupa” o tonos rojizos, por ejemplo, reflejan personalidades fieras y apasionadas, como las de los dioses Oyá, Shangó y Osun.

Dentro de la insólita colección de piezas únicas de la firma, las sillas Yoruba ocupan un lugar privilegiado en donde toda su construcción puede apreciarse a detalle en los showrooms que Namuh tiene en la Ciudad de México y San Miguel de Allende, Guanajuato.

Estos muebles se pueden adaptar a cualquier espacio, y con la ayuda de interioristas, pueden crear increíbles atmósferas llenas de espíritu y un reflejo de paz total.