Protegen más a mascotas que a los adultos mayores

177
  • Abandonar a un adulto mayor pese a que se tenga la obligación de hacerlo es menos penado por la Ley que sustraer a un animal de compañía en Quintana Roo.

 

 

 

STAFF / LUCES DEL SIGLO

CHETUMAL, Q. ROO.- Para los diputados locales tiene más consideraciones legales una mascota que un adulto mayor.

Con la aprobación de reformas a los códigos Penal y Civil se estableció que quien tenga la obligación de cuidar a una persona mayor de 60 años de edad y la abandone tendrá que realizar trabajo comunitario de 3 meses a un año y pagar una multa económica de 30 a 100 días.

Por el contrario, para los que incurran en el robo de mascotas la pena será de 6 meses a 3 años de prisión y la multa económica de 10 a 150 días. El robo del animal de compañía se consuma cuando se toma al animal sin derecho y sin consentimiento de la persona que lo tenga bajo su cuidado.

Los legisladores aprobaron también aplicar penas más severas a quien cometa el delito de despojo, al incrementar las penas de 3 a 7 años y de 300 a 600 días multa (anteriormente las penas iban de 6 meses a 6 años y de 25 a 250 días de multa).

En sesión extraordinaria, la XV Legislatura atendió 15 dictámenes en materia de seguridad pública, procuración de justicia, derechos humanos, fiscal, turística, entre otros; además de emitir tres exhortos promovidos por los legisladores.

En materia de turismo, se aprobaron reformas artículos 4, 7 y 9 de la Ley de Turismo del Estado, con las que se fortalecerá la coordinación institucional para salvaguardar la integridad y los derechos los quintanarroenses y de los millones de turistas, así como permitir la implementación de las policías turísticas en aquellos municipios que no cuentan con esta figura.

También se facultó a la Secretaría de Turismo para que, en coordinación con el Instituto para la Cultura y las Artes de Quintana Roo, promuevan rutas y programas destinados a la promoción turística de los lugares declarados patrimonio cultural del estado.

El Congreso del Estado de Quintana Roo concluyó su tercer periodo extraordinario de sesiones durante el cual se aprobaron una serie de reformas y modificaciones que buscan garantizar la seguridad y el derecho de los quintanarroenses a un efectivo sistema de justicia, así como la atención de temas de carácter social de interés para la ciudadanía.