Verifican legalidad de los comercios

100

 

  • Las autoridades mantienen un operativo en las calles para verificar que los establecimientos fijos y semifijos cumplan con sus licencias.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- En un balance del primer semestre del año, la Dirección de Fiscalización del ayuntamiento mantiene un operativo en las calles para verificar que los establecimientos fijos y semifijos cumplan con sus licencias, y que los comercios informales cuenten con permisos vigentes.

 

Emanuel Magaña Cirerol, titular del área, explicó que el municipio de Othón P. Blanco tiene un registro de seis mil 058 establecimientos formales que cumplen con su licencia de funcionamiento vigente.

 

Estos comercios son periódicamente inspeccionados para supervisar que el permiso o autorización no haya vencido.

 

Informó que en lo que va del año se han prescindido de tres supervisores, de los casi 50 que hay, pues cometían una labor irregular al inspeccionar los comercios de Chetumal.

 

Actualmente, trabajan seis inspectores en la noche y alrededor de 24 durante el día, que cubren toda la ciudad y se encargan de verificar los permisos de los comercios informales.

 

El director de Fiscalización indicó que se han brindado 200 permisos nuevos para comerciantes informales, a los cuales se les brinda la información necesaria para que sepan que existen mecanismos pasar a ser comercios formales.

 

Deben contribuir a la economía y crecimiento formal del municipio, sin embargo, tan solo cinco han optado por volverse formales.

 

Buen funcionamiento

 

Magaña Cirerol expuso que en lo que va de este año se han detectado aproximadamente 600 establecimientos de diversos giros que no cuentan con licencia de funcionamiento, a los cuales se les invita a poner orden en su documentación.

 

Se les brinda un plazo de cinco días para que regulen su situación fiscal municipal; posteriormente, se realiza una visita de inspección para verificar formalmente que el establecimiento cuente con su licencia, para evitar la clausura.

 

“Las puertas de Fiscalización están abiertas a toda la ciudadanía, que no se dejen llevar por rumores, que se acerquen a nosotros; estamos dando la información correcta para que la gente pueda llevar al cabo un adecuado comercio. La idea no es clausurar negocios, sino regularlos”.

 

El reto que tiene la Dirección de Fiscalización es acabar con el rezago que la administración pasada dejó, pues al entrar en funciones en octubre del 2018, no había ningún archivo ni datos personales de los contribuyentes que cuentan con permisos en la vía pública.

 

“No existía archivo, lo estamos creando a partir de ahora que entramos; estamos solicitando a la gente que nos de su información para que podamos tener datos exactos y fidedignos de quiénes son los contribuyentes. Estamos trabajando en la creación del banco de datos”.

 

La Dirección de Fiscalización también cubre algunas localidades de Othón P. Blanco, siendo la comunidad de Mahahual la que cuenta con 182 establecimientos, seguido de Calderitas con 89. En Chetumal hay un registro hasta el 12 de julio de cinco mil 269 establecimientos.

 

En una verificación con corte al 13 de agosto, Fiscalización detectó que hay en la capital del estado 24 contribuyentes que se dieron de baja, 55 que cambiaron de propietario, cuatro que cambiaron de domicilio y uno que cambió de giro. A su vez, 180 locales han cerrado sus puertas al público.

 

El giro de ventas varias acapara la mayor cifra de establecimientos formales con 691 locales, seguido de abarrotes con 631 locales; comercio al por menor con 560 locales; el rubro de servicios en general cuenta con 462 locales; también hay 379 mini súper dedicados a la venta de alcohol.

 

Algunos de los demás giros que hay en Chetumal son de joyerías, jugueterías, zapaterías, pizzerías, loncherías y mueblerías.

 

Quizá te interese: Amplía Cruz Roja colecta por no cumplir con meta