Lucha Macri por revertir derrota

151

*En mensaje al país, reconoce que ejerció demasiada presión sobre la clase media

 

reforma / staff

BUENOS AIRES.- El Presidente de Argentina, Mauricio Macri, anunció ayer varias medidas destinadas a mejorar la situación de los trabajadores en un intento por revertir el malhumor social de cara a las elecciones generales de octubre, en las que su reelección está en riesgo.

Las medidas incluyen la reducción de las retenciones aplicadas a los salarios, partidas extras para trabajadores informales y desocupados con hijos, un incremento del salario mínimo y el congelamiento del precio de la gasolina.

Varias de las medidas van dirigidas a la clase media que votó mayoritariamente por Macri en 2015 y que luego de sentirse asfixiada por el aumento de las tarifas de los servicios, la inflación y el creciente desempleo podría bajarle el pulgar en las generales.

En un mensaje transmitido por cadena nacional, el Mandatario reconoció el enojo de los argentinos. “Escuché lo que quisieron decirme… Después de un año y medio muy duro dijeron: ‘no más’, sintieron que en este tiempo les exigí mucho, fue como trepar el Aconcagua (el pico más alto del hemisferio occidental) y hoy están enojados, cansados”, señaló el Mandatario.

Ese malhumor se reflejó en las primarias abiertas y obligatorias del domingo en las que el opositor Alberto Fernández, acompañado en la fórmula por la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), obtuvo alrededor de 47 por ciento de los votos mientras Macri alcanzó 32 por ciento, lo que reduce por mucho sus posibilidades de ser reelecto.

“Las medidas que tomó esta mañana pueden ser vistas de diferentes modos. Por un lado pueden promover el consumo pero en el contexto que se toman pueden ser riesgosas”, opinó Fernández tras el anuncio.

Presionados por los sectores de la dirigencia política y empresarial para brindar algo de calma a los mercados, Macri y el candidato kirchnerista sostuvieron una llamada telefónica.

“Le he pedido que en este momento tan delicado prime su condición de Presidente sobre la de candidato”, contó Fernández. “El único punto de acuerdo con el Presidente es que esta realidad no siga goleando a los argentinos”.

Macri señaló en Twitter que se trató de una “buena y larga conversación”. “(Fernández se comprometió) a colaborar en todo lo posible para que este proceso electoral, y la incertidumbre política que genera, afecte lo menos posible a la economía”.

Después del anuncio de las medidas económicas, el peso, sin embargo, profundizó su depreciación.

El dólar cerró en 63 pesos por unidad respecto de la víspera, cuando cotizó a 58 pesos, según el estatal Banco Nación.

Desde el triunfo de la fórmula populista en las primarias, la moneda nacional se derrumbó más de 35 por ciento.

En tanto, el índice Merval, que agrupa a las acciones líderes que cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, cayó 1.86 por ciento tras desplomarse 37 por ciento el lunes.

En cuanto a la inflación, con el salto del dólar de los últimos días, la proyección de 40 por ciento para este año está siendo revisada al alza.

Te puede interesar : Funcionan fármacos; curan a dos con ébola