Pintan Europa de rojo

80

 

  • Este es el segundo trofeo internacional del Liverpool bajo el mando de Jürgen Klopp.

 

 

Por: STAFF/LUCES DEL SIGLO

ESTAMBUL, TURQUÍA.-Otra vez Estambul, de nuevo en penales. El Liverpool se quedó con la Supercopa de Europa tras vencer 5-4 en penales al Chelsea. Los campeones de la Champions League tuvieron que ir al alargue para vencer a los Blues,  que levantaron la Europa League. Los dirigidos por Frank Lampard llevaron el partido a los tiempos extras y resistieron hasta la definición de los 11 pasos.

 

Los Reds contaron con un héroe inesperado, el arquero español Adrián quien tuvo intervenciones importantes durante los 120 minutos de juego y atajó el último penal al juvenil Tammy Abraham. El guardameta fue contratado tras la salida de Simon Mignolet del Liverpool y tomó la titularidad ya que el brasileño Alisson salió lesionado del partido contra el Norwich City en la Premier League, el pasado fin de semana.

 

Durante los 90 minutos, los equipos alternaron la falla de puntería y los disparos que daban al poste.  Sin embargo fue el estadounidense Christian Pulisic quien le dio claridad al juego del Chelsea con un pase para Olivier Giroud, el francés disparó para darle la ventaja al equipo de Frank Lampard.

 

La respuesta sería de Sadio Mané quien firmó un doblete, el primero al inicio de la segunda mitad y otro tanto más durante el tiempo extra. Sin embargo la árbitra francesa, Stéphanie Frappart marcó un penal a favor de los Blues y que anotó Jorginho.

 

Ya en la tanda de penales, el arquero Kepa del Chelsea adivinaba los tiros de los cobradores rivales, pero no podía quedarse con la pelota. Sería su compatriota, Adrián quien ajaría el último tanto de la serie a Abraham, el inglés cobró abajo y  en medio, por lo que el arquero alcanzó a detener la pelota con sus pies.

 

Quizá te interese: Hemos sido olvidados siempre: triatleta Ruíz Tomé