Costaría 804 mdp frenar obra de RIU

378

 

  • El monto de la fianza fue establecido desde 2016.

 

ALBERTO CHUC

CANCÚN, Q. ROO.- En un nuevo intento por suspender en definitiva la construcción del Hotel Riviera Cancún, la empresa Promotora Punta Nizuc S.A. de C.V. fue requerida por la justicia federal para depositar una fianza de 804 millones 322 mil 750 pesos, por los posibles daños y perjuicios que causaría con ello a la compañía MX RIUSA II S.A. de C.V., propietaria del proyecto.

 

El monto de la fianza fue establecido desde 2016 por la Sala Especializada en Materia Ambiental y de Regulación del Tribunal Federal de Justicia Administrativa al resolver el juicio contencioso administrativo 1462/16-EAR-01-10 que solicita anular la autorización en Materia de Impacto Ambiental otorgada a MX RIUSA II para iniciar las obras del complejo hotelero.

 

Inconforme con esta decisión, Promotora Punta Nizuc recurrió al juicio de amparo bajo el argumento de que el proyecto de construcción del Hotel Riviera Cancún representa un grave impacto a la naturaleza y por lo mismo atenta contra el derecho humano de la colectividad a gozar de un medio ambiente sano.

 

Tocó al Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa del Primer Circuito conocer y resolver este nuevo recurso, bajo el expediente 77/2017, cuyo fallo terminó declarando infundados los argumentos del quejoso con lo que quedó firme lo resuelto por la Sala Especializada en el sentido de depositar la millonaria fianza para que pudiera proceder la suspensión definitiva del proyecto.

 

La parte medular del fallo del Juzgado Quinto aduce:

 

… de las constancias que integran el juicio se observa que de concederse la medida cautelar solicitada se causarían daños y perjuicios a MX RIUSA II pues se le impediría el desarrollo del proyecto denominado “Hotel Riviera Cancún”, ubicado en el lote 72-03, de la manzana 55 del Boulevard Kukulcán, de la zona Hotelera de Cancún, Municipio de Benito Juárez, Estado de Quintana Roo, fue por esa razón que esta instrucción requirió a dicha empresa para que señalara el monto al que ascenderían los posibles daños y perjuicios que con motivo de la medida cautelar solicitada podrían causársele, prevención que fue desahogada oportunamente por la hoy tercero interesada quien señaló que los daños y perjuicios que se le causarían ascienden a una cantidad $804,322,750.28 (ochocientos cuatro millones trescientos veintidós mil setecientos cincuenta pesos 28/100 M.N), monto que no fue garantizado, por la actora (Promotora Punta Nizuc).

 

Recientemente, en otro juicio de amparo, el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito concluyó que Promotora Punta Nizuc no acreditó las acusaciones formuladas en contra del proyecto que contempla la construcción de un complejo hotelero con 530 nuevos cuartos.

 

El argumento jurídico de fondo en este asunto también fue el posible impacto a los ecosistemas de la zona conocida como Punta Nizuc en agravio de los derechos humanos de los ciudadanos de Cancún a contar con un medio ambiente sano, lo cual fue echado abajo por la justicia federal y en consecuencia liberó a favor de RIUSA II los fondos de dos fianzas que Promotora había depositado por la cantidad de 18 millones 440 mil 893 pesos.

 

“El nuevo intento de suspender la obra fue interpretado por los tribunales federales como otro artilugio legal de Promotora Punta Nizuc para ganar tiempo y seguir provocando daños y perjuicios contra mi cliente”, aseguró Xochitl Moctezuma Segundo, abogada de RIUSA II.

 

“Pero esta vez la empresa no se arriesgó a perder los más de 800 millones de pesos que le establecieron como fianza porque para la justicia federal quedó claro que se estaba abusando de los juicios de amparo, sin demostrar las acusaciones que se hicieron en contra del proyecto”, enfatizó.

 

Quizá te interese: Avalan Ley de Emergencia Policial