Alimento procesado: aumenta su impacto

188

 

  • La obesidad está estrechamente ligada al consumo de este tipo de peroductos.

 

NATALIA VITELA / AGENCIA REFORMA

CIUDAD DE MÉXICO.- De 2000 a 2013, México registra un 30 por ciento de aumento en el consumo per cápita de kilogramos de alimentos ultraprocesados, alertó un estudio de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud.

 

“Es una tendencia que sigue, no disminuye”, alertó Cristian Morales, representante en México de la OPS/OMS.

 

Morales advirtió que los estudios muestran que mientras más aumenta el consumo de productos ultraprocesados, hay un mayor incremento de masa corporal.

 

“La obesidad está estrechamente ligada a este consumo”.

 

Además, indicó que la obesidad, diabetes, e hipertensión causan 409 mil muertes anuales en México, poco más del 40 por ciento del total.

 

Aseguró que se requiere de un etiquetado frontal de productos alimenticios, pues es una herramienta de protección a la salud pública.

 

El etiquetado debe ser útil y ayudar a cambiar las decisiones de compra, y colabore en limitar el consumo de grasas, azúcar y sodio.

 

La idea es que el etiquetado disminuya el ambiente obesigénico, señaló durante la Audiencia Pública de Parlamento Abierto Etiquetado Frontal nutrimental y elección de una dieta saludable que se lleva a cabo en el Senado.

 

Las recomendaciones de la OPS/OMS no están consideradas en el etiquetado actual.

 

Por su parte, Barry Popkin, experto en nutrición de la Universidad de Carolina del Norte, aseguró que los estudios demuestran que no hay cambio significativo entre desempleo, sueldos y la introducción de etiquetas de advertencia en los productos alimenticios.

 

Aseguró que hay alrededor de 30 estudios que revelan que las etiquetas de advertencia funcionan y son las únicas que tienen impacto importante en la compra de alimentos ultraprocesados.

 

Por otra parte, cada año México pierde aproximadamente 2.2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) por los costos de la atención médica y los efectos indirectos de obesidad, diabetes y males cardiovasculares, advirtió Ernesto Acevedo, subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía.

 

El funcionario precisó que esos 2.2 puntos porcentuales del PIB son aproximadamente 500 mil millones de pesos anuales.

 

“Hay referencias internacionales que indican que ese orden de magnitud puede estar incluso subestimado. En Estados Unidos han calculado que la atención de esos padecimientos, el costo anual por la atención médica directa… es de aproximadamente 1.3 por ciento del PIB.

 

“Pero cuando suman los efectos indirectos esa proporción puede llegar hasta 8 por ciento del PIB”, alertó.

 

En tanto, Miguel Ángel Navarro, quien encabeza la Comisión de Salud del Senado, advirtió que el 60 por ciento de los alimentos que consume la población mexicana son procesados.

 

Navarro aseguró que en los últimos 15 años se incrementó en el País tres veces el consumo de bebidas azucaradas.

 

Prevalece el alto contenido de grasas, azúcares y sal de estos productos, lo cual conduce a enfermedades como obesidad, diabetes y males cardiovasculares.

 

Quizá te interese: Destacan importancia de ayuda humanitaria