Maestros de la acuarela

257

 

  • Diecinueve acuarelistas muestran su obras en la II Bienal de Acuarela Alfonso de Lara Gallardo.

 

 

Por: BRENDA SÁNCHEZ / AGENCIA REFORMA

GUADALAJARA, JAL.- Pintores con gran precisión dominan el arte de la acuarela. La técnica no permite esconder errores o trazos bajo las veladuras; una vez se inicia un proyecto, debe llevarse a cabo sin imposiciones.

 

Diecinueve acuarelistas dan muestra de esta teoría en la II Bienal de Acuarela Alfonso de Lara Gallardo, que se encuentra en el Ágora de Arte y Cultura Emilio Varela Vázquez de la Cámara de Comercio de Guadalajara.

 

Animales salvajes, aves coloridas, paisajes marítimos, retratos de niños y mujeres son los temas que predominan en las 42 obras, entre ellas, sobresalen la de tres pintores que fueron reconocidos por su trayectoria profesional en la ceremonia de inauguración.

 

Luis Eduardo González y Jorge Monroy recibieron una placa que conmemora sus 47 años como acuarelistas, así como los 37 años de Emilio Galindo Daudun.

 

González eligió dos cuadros que pintó en un viaje a España que lo inspiró a inmortalizar un paisaje en Cadaqués y en otra el Castillo del Tamarit, a la orilla del Mar Mediterráneo.

 

“Para mí fue muy enriquecedor este viaje porque me encontré con la obra de muchos pintores que admiro, desde Picasso, Dalí, Sorolla, Velázquez, los grandes de todos los tiempos”, expresó el artista.

 

Para Jorge Monroy, los viajes también juegan un papel importante en su obra, y lo mismo puede representar con maestranza Los Dolomitas, en Italia, que un bello paisaje jalisciense de Bahía de Banderas.

 

“La acuarela es totalmente honesta porque todo se ve. El resultado final es una frescura, una transparencia que se ve como recién hecho siempre, aunque tengan 10 años”, explicó Monroy.

 

Por su parte, el artista autodidacta, Emilio Galindo Daudun se dijo satisfecho por ser reconocido junto con sus colegas.

 

La exposición estará hasta el lunes 23 de septiembre, se puede visitar de lunes a viernes, de 9:00 a 19:00 horas, y sábados de 8:30 a 12:00 horas. La entrada es gratuita y debe ingresarse por Avenida Niño Obrero 15.

 

Quizá te interese: Renacimiento para Notre-Dame