Migración/ Reportan ‘caravana’ masiva de mexicanos

202

 

  • Autoridades de Chihuahua reportaron la llegada masiva de mexicanos a la frontera norte para pedir asilo político a Estados Unidos (EU).

 

Pedro Sánchez/Agencia Reforma

CIUDAD JUÁREZ, Chihuahua 22-Aug-2019 .-Autoridades de Chihuahua reportaron la llegada masiva de mexicanos a la frontera norte para pedir asilo político a Estados Unidos (EU), cuya demanda ha desplazado en número a los cubanos y centroamericanos.

Cientos de connacionales principalmente de Zacatecas, Michoacán y Guerrero se congregaron cerca del Puente Internacional Paso del Norte para solicitar protección a Estados Unidos, ante la violencia que azota a sus comunidades.

 

Estas “caravanas” de mexicanos han invadido espacios públicos cercanos al cruce internacional, donde duermen con sus hijos en banquetas o en jardines, como en el mismo Centro de Atención Integral a Migrantes (CAIM), afirmaron autoridades.

“Hay un cambio importante en el fenómeno migratorio en la ciudad”, advirtió Enrique Valenzuela, titular del Consejo Estatal de Población (Coespo), que encabeza la atención a migrantes en esta frontera.

Explicó que mientras en noviembre del año pasado, el 80 por ciento de quienes llegaban a anotarse en un listado para ingresar legalmente a Estados Unidos para entrevistarse con oficiales del Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) eran cubanos, un 10 por ciento centroamericanos y un 8 por ciento mexicanos, ahora éstos últimos encabezan la mayoría de solicitantes de asilo.

Explicó que en noviembre de 2018, el 80 por ciento de personas que se anotaban en un listado para ingresar a EU para entrevistarse con elementos del Departamento de Aduanas eran cubanos, un 12 por ciento centroamericanos y un 8 por ciento mexicanos, pero, ahora éstos encabezan las solicitudes.

 

Además, existen muchos mexicanos que no han sido registrados, sino que han acudido directamente a los cruces internacionales a pedir auxilio, comentó.

 

“Encontramos que ha habido días que tenemos hasta 100 personas, 120 personas y el 90 por ciento son mexicanos, y el resto pueden ser extranjeros, la mayoría cubanos”, resalto Valenzuela.

 

Sólo en los primeros 20 días de agosto, fueron 537 mexicanos inscritos en la lista de COESPO.

 

“La mayoría son mexicanos, provenientes de Zacatecas, de Michoacán y de Guerrero”, detalló Valenzuela.

 

“La razón que ellos aducen y hemos hablado con muchos, es precisamente la situación de violencia e inseguridad y riesgo que padecen en sus comunidades. Quedarse ahí pues se exponen a sufrir un mal mayor, ya sea en su persona, en sus bienes o en sus familias. Los amenazaron o les quieren quitar un hijo para incorporarlo a las filas del crimen organizado”.

 

A diferencia de los extranjeros, el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriz puede recibir a los mexicanos en sus puertos de entrada sin obtener un folio en la lista coordinada por Coespo.

 

“Lo que refiere CBP y lo refiere ahora sí que con toda razón, es que no les pueden negar la entrada a los mexicanos, siendo que el País del cual están huyendo, entonces por eso es que desde una perspectiva derechohumanista, desde luego que nadie tiene por qué detenerlos y esa es la razón por la que al momento de que se proponen ingresar, pues desde luego la autoridad mexicana tampoco es quién para detenerlos”, refirió Valenzuela.

 

Testimonios

 

Gema, una madre soltera de 41 años de Coatzacoalcos, Veracruz, llegó hasta Ciudad Juárez con su hija de cinco años para cruzar el puente internacional Paso del Norte y pedir asilo político a Estados Unidos.

 

“Me quisieron quitar a mi hija, mataron a mi primo, no se puede vivir en Coatzacoalcos”, narró la mujer que estaba sentada en una banqueta del Centro de Atención Integral a Migrantes, donde su hija permanecía recostada luego del viaje hasta la frontera.

 

“Salí con lo que alcancé”, comentó.

 

También Romualdo, un profesor de Guerrero, tuvo que huir de su comunidad porque se registró una balacera, narró.

 

Quizá te interese: Si Monreal cede liderazgo, yo también.-Batres