(VIDEO) Nido de víboras

208

 

 

Por: Kukulkán

CADA VEZ falta menos para que la nueva camada (es un decir) de diputados locales ocupe sus arduamente ganadas curules en el Congreso. Veinticinco asientos desde los que se decidirá (también es un decir) buena parte de los rumbos del estado.

 

PERO AUNQUE la línea de salida está cerca, no todos los carriles están confirmados: al plurinominal Edgar Gasca todavía falta que le digan si sí o si no podrá despachar en el Congreso, pues sobre su silla pende una espada de Damocles en forma de impugnación a la espera de ser resuelta por el Tribunal Electoral federal.

 

EN EL (improbable) caso de que el Trife ordene meter reversa y restituir en la pluri al priista Manuel Díaz Carvajal, habrá que cambiar un poco el organigrama, aunque en el fondo no habrá gran variación: Morena será mayoría y todos los demás comparsas.

 

EL VEREDICTO del Tribunal federal se espera para la próxima semana.

 

 

MIENTRAS EN Islandia la primer ministro Katrín Jakosbdóttir y autoridades diversas organizaron un solemne funeral al glaciar Okjökull, oficialmente desaparecido luego de 700 años de existencia, aquí en Quintana Roo alegremente talamos mangle y vertimos aguas negras y líquidos rosas sobre ellos.

 

GLACIAR Y mangle pueden parecer distantes en su naturaleza, pero ambos forman parte de un ecosistema mundial que es afectado por la actividad humana sin que al parecer nos importe mucho.

 

Y LO peor es que en el caso del mangle quintanarroense, concretamente en Puerto Morelos, donde se detectó su contaminación con un químico de color rosa, su pérdida ni siquiera es achacable al calentamiento global sino que es causado por nosotros mismos.

 

LA INCONCIENCIA colectiva e individual, la ambición por las ganancias, más una corrupción que convierte a las leyes ambientales en letra zombi, son el principal peligro que afrontan estas barreras naturales que no sólo resguardan la costa de inundaciones, sino que son albergue para muchas formas de vida.

 

EN CASO de desaparecer, ¿al menos tendremos la decencia de hacerles un funeral como el ejemplo islandés?

 

***

 

HOY SE celebra el Día del Bombero, ese personaje al que muchos admiramos desde pequeños al grado de que aspirábamos a ser como ellos cuando grandes.

 

PERO PASA el tiempo y cuando llegamos a la edad adulta descubrimos que eso de ser bombero no es tan idílico como parecía, y no tanto por los riesgos físicos que presenta como por la precariedad en equipo y salario en que suelen hacer su trabajo.

 

RECONOCERLOS ESTÁ muy bien y dedicarles un día apenas es justo; esperemos que la admiración que la autoridad suele pregonarles en público se traduzca en mejores condiciones de trabajo.

 

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 207