Piensa Julio Urías en sus compañeros

128

 

  • El mexicano dijo que no quería causarle más problemas al equipo.

 

 

Por: Marco Arellano / Agencia Reforma

GUADALAJARA, JALISCO.-Julio Urías tuvo la opción de apelar, pero primero pensó en la tranquilidad de los Dodgers.

 

El pítcher mexicano, que cumple una sanción de 20 de juegos de suspensión por un incidente de violencia doméstica, no quiere afectar el camino de su equipo de cara a los postemporada 2019 de las Grandes Ligas.

 

“Para mí es importante no crear incertidumbre para mis compañeros de equipo a medida que nos acercamos a los Playoffs. Aceptar la suspensión es el mejor camino para lograr ese objetivo”, declaró el sinaloense por medio de un comunicado publicado por la Asociación de Peloteros.

 

Urías fue detenido en mayo y acusado por empujar a una mujer en el estacionamiento de un centro comercial en Los Ángeles, California.

 

“Aunque las autoridades determinaron que no se justificaban cargos de ningún tipo, acepto toda responsabilidad por lo que fue mi conducta inapropiada durante el incidente”, agregó.

 

“He tomado medidas proactivas para ayudarme a crecer como persona dentro y fuera del campo, y en mis relaciones, incluyendo asistir a sesiones de consejería”.

 

Quizá te interese: Sufre América por las lesiones