Buscan alternativas en pro del medio ambiente

175

 

  • Cada día son más los que buscan alternativas ecológicas amigables con el entorno.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Ante la invasión de plásticos y desechos que tardan cientos de años en degradarse, así como la urgencia de evitar que se continúe contaminando el medio ambiente, cada día son más quienes buscan alternativas ecológicas amigables con el entorno.

 

Luego de que integrantes de la XV Legislatura del Congreso local aprobaron meses atrás una ley que prohíbe el uso de materiales y utensilios de plástico de un solo uso como popotes, platos, vasos, tasas, copas, charolas, cubiertos, entre otros, así como productos de unicel, cada días son más los interesados en buscar opciones que ayuden a frenar la contaminación del planeta.

 

De acuerdo con Greenpeace, solo se recicla 9 por ciento de la basura que se genera en el mundo y 12 por ciento se incinera, sin embargo, 79 por ciento restante acaba en vertederos y en el medioambiente.

 

La ley en el estado incluye prescindir de bolsas de plástico, desechables para traslado de mercancías que se emplean en tiendas y supermercados, tiendas de autoservicio, de conveniencia, farmacias, restaurantes y similares.

 

Un emprendedor

 

En Chetumal, Isael Victoria es un joven emprendedor, quien aprovechando la idea de rescatar al planeta, se sumó a la iniciativa de Green Stuffs México, micro empresa dedicada a la venta de cepillos y popotes ecológicos al mayoreo y menudeo.

 

“Lo que nosotros buscamos es dar avance a la iniciativa de ceros plásticos en el estado de Quintana Roo, promovemos el uso de popotes de acero inoxidable”.

 

El emprendedor menciona que actualmente esta alternativa continúa sin ser aceptada por cierta población, debido a que desconocen los beneficios que pueden generar para el ecosistema, así como para la economía.

 

“No ha sido difícil en cuanto a personas que entienden la necesidad de hacer este cambio en nuestra cultura del uso de plástico; es un poco más difícil cuando no se sienten comprometidas a estar lavando constantemente”.

 

El paquete básico, incluye dos popotes de 21 centímetros de largo por 6 milímetros de diámetro, así como un cepillo limpiador, para su uso fácil que se pueden llevar a todas partes. Los precios son a partir de 50 pesos en adelante.

 

También hay popotes de 26 centímetros de largo que se pueden llevar al cine o aquellos que se utilizan para bebidas preparadas tales como frappes, margaritas, tapiocas.

 

Debido a que son de acero inoxidable, la vida de estos productos depende del cuidado que el propio usuario les brinde.

 

Negocios semifijos como aquellos que se ponen en mercaditos durante fin de semana, optan por utilizar papel estraza en lugar de bolsas de plástico para cubrir los platos donde sirven los alimentos.

 

En este caso, el reto es aún mayor, más no imposible, pues a decir de una de las administradoras de un local de consomé de borrego, “se volverá a como estábamos antes”.

 

Y aunque el papel resulta más caro a la hora de su compra, los beneficios a largo plazo son mejores.

 

Otra alternativa que cada día se adopta más por las nuevas generaciones es el uso de termos y botellas reutilizables para no comprar agua en botellas de plástico y vasos desechables.

 

Quizá te interese: Fallan municipios en transparencia