Debe ser ameno regreso a clases

212

 

  • Terminar las vacaciones y alistar la vuelta a la escuela no debe ser un martirio.

 

STAFF / AGENCIA REFORMA

CANCÚN, Q. ROO.- Planificar horarios de forma realista o aprovechar las horas muertas son algunos consejos. Regresar a la escuela no tiene porqué ser un martirio.

 

VOLVER A LOS VIEJOS HÁBITOS

Después del periodo vacacional, algunos alumnos pierden información, estrategias, recursos de aprendizaje y la costumbre de seguir un horario.

 

Verónica Martínez, especialista en psicopedagogía, sugiere que en la semana previa a iniciar clases, niños y adolescentes se acuesten más temprano de forma gradual. Es decir, que si dormían después de medianoche, empiecen a intentar descansar a las 00:00, 23:45, 23:30 y así sucesivamente para que no tengan rezago ni agotamiento en sus primeros días.

 

PLANIFICAR HORARIOS

La jornada escolar debe ir acorde a las actividades personales, los compromisos laborales y al dominio de las técnicas de aprendizaje que el alumno tenga. Debe haber un equilibrio entre el aspecto social, el entretenimiento y lo escolar.

 

CONVIVENCIA

Una vez que el alumno ingresa a un nuevo periodo escolar, es necesario que identifique a sus profesores y conviva con el resto de sus compañeros de clase.

 

Esto, aclara la experta, no sólo lo dotará de una mejor actitud y hará más ameno el tiempo, sino que le permitirá tejer redes de contacto que pueden desembocar en una amistad a largo plazo.

 

APROVECHAR EL TIEMPO

Cuando el estudiante empieza a tener trabajos o investigaciones a futuro, es recomendable que se hagan avances graduales semanales.

 

Esta estrategia, añade, da pie a que el mejor pueda acercarse a los profesores antes de la fecha de entrega para solicitar retroalimentación sobre el tema a tratar; y permite dosificar el estrés durante los exámenes.

 

SACALERLE JUGO A HORAS MUERTAS

A diferencia de lo que se puede llegar a pensar, las horas muertas traen beneficios al estudiante porque ofrece espacios para adelantar tareas, socializar con compañeros o descansar.

 

La académica explica que el esparcimiento debe entenderse como productividad, ya que permite asentar la información recibida en clases anteriores.

 

En caso de tener varias horas muertas seguidas, Martínez sugiere dividirlas de modo que el alumno pueda realizar una actividad deportiva y descansar a fin de distraerse y reducir el estrés.

 

CONOCER LAS INSTALACIONES

Si las escuelas ofrecen un curso de inducción, es recomendable que los alumnos lo tomen para conocer a las autoridades y los diferentes espacios disponibles.

 

Esto incluye explorar los recursos documentales y bases de datos en bibliotecas, así como los aditamentos tecnológicos de los que puede hacer uso durante el periodo escolar.

 

Quizá te interese: Dejan ‘parados’ a los mototaxis