(VIDEO) Sin pesca, 5 años en Punta Herrero

618

 

  • El gobierno federal declaró la veda pesquera en esta región para preservar especies.

 

FELIPE VILLA

CANCÚN, Q. ROO.- A partir de ayer, con la publicación en el Diario Oficial de la Federación, queda prohibida la pesca en aguas adyacentes a los municipios de Felipe Carrillo Puerto y Tulum.

 

El titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Manuel Villalobos Arámbula, firmó una declaratoria de Zona de Refugio Pesquero Total Temporal para esas regiones.

 

El Acuerdo por el que se establece la prohibición de cualquier tipo de pesca estará vigente por los próximos cinco años para las aguas federales de Punta Herrero, que hacen costa con los municipios señalados.

 

La nueva Zona de Refugio –equivalente a 163.34 hectáreas– pretende la conservación de “jardines de gorgonaceos, macizos y canales arrecifales, paredes arrecifales, arrecife de parche, cuevas, laguna salobre con manglar y zonas de aguas profundas, los cuales son de gran importancia pues representan refugios para un gran número de organismos marinos”.

 

En el documento se reconoce que la pesca comercial de langosta espinosa es la principal fuente económica de los pescadores del área, la cual se captura de julio a febrero; mientras que de mayo a junio la actividad se dirige a especies de escama marina: pargo llorón, jurel, mero, ronco, boquinete, barracuda y sierra.

 

Con la medida, la Sader quiere que se haga un manejo adecuado para la conservación y aprovechamiento sustentable “no sólo de numerosas especies comerciales presentes en la zona, sino que los beneficios se extenderían a otras muchas de importancia ecológica y a los diferentes ecosistemas presentes en el área”.

 

Es decir, se espera que en cinco años el número de ejemplares de especies comerciales y no comerciales aumente significativamente.

 

 

En el artículo tercero del acuerdo se establece que “en la Zona de Refugio Pesquero Total Temporal, no podrá llevarse a cabo ninguna actividad de pesca comercial, didáctica, de fomento deportivo-recreativo o de consumo doméstico sobre ninguna especie de flora y fauna acuática”.

 

Además, el artículo quinto señala que la vigilancia del cumplimiento del Acuerdo estará a cargo de la propia Sader, a través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), y de la Secretaría de Marina.

 

Una vez cumplidos los 5 años que estará vigente el Acuerdo, la Sader, la Conapesca y el Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) determinarán “la permanencia, modificación o eliminación” de la medida. Para ello se realizarán las evaluaciones correspondientes.

 

Según el documento, en cinco “podrá apreciarse, medirse y evaluarse el efecto de crecimiento de las poblaciones de los diferentes recursos que habitan en la zona establecida en el presente Acuerdo, dado el nivel de dispersión esperada de la biomasa de dichas especies hacia otras zonas de reclutamiento y pesca”.

 

Quizá te interese: Atraen inversiones zonas de cruceros