Pelearán por prisión domiciliaria

239

 

  • Mario Villanueva está tranquilo, pero indignado por las vejaciones a sus garantías individuales, asegura la familia.

 

HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, QROO.- La frustración a causa de la injusticia que sufre, prevalece en el ex gobernador de Quintana Roo, Mario Ernesto Villanueva Madrid, quien continúa internado en una clínica particular.

No obstante, su defensa continuará con el proceso para obtener el beneficio de la prisión domiciliaria, afirmó su hijo, Carlos Mario Villanueva Tenorio.

El Juzgado Tercero de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en el Estado de México rechazó la solicitud de prisión domiciliaria promovida por la defensa del ex gobernador.

El argumento fue carecer de atribuciones, porque el caso está fuera de su jurisdicción y ordenó “reservar” el expediente hasta 2023.

Villanueva Tenorio afirmó que su padre está tranquilo, pero indignado por las vejaciones a sus garantías individuales.

“Mi padre está como cualquier persona a la cual le niegan sus derechos y hay molestia, porque legalmente no hay argumentos para tal determinación”.

Su defensa analiza lo que pueda proceder porque se trata de una unilateralidad del órgano jurisdiccional federal.

“Es infundado el incidente no especificado promovido por el sentenciado, Mario Ernesto Villanueva Madrid, atinente a la aplicación de la pena”, destacó.

 

Seguirá internado

 

Mientras tanto, el ex gobernador de Quintana Roo continuará internado en conocida clínica particular.

Villanueva Madrid ha estado más de 17 años privado de su libertad en 10 prisiones diferentes.

El 16 de julio del año pasado, el abogado del ex gobernador de Quintana Roo solicitó la libertad anticipada ante el Juzgado de Ejecución de Penas en la Ciudad de México.

Esto debido a que el Código Penal de Procedimientos Penales establece en el artículo 166 que todo imputado mayor de 70 años tiene derecho a purgar su pena en prisión domiciliaria, o en caso extremo, en un Centro Médico Geriátrico que cuente con condiciones dignas para su estancia.

Las condicionantes son mayoría de edad, enfermedad crónico-degenerativa y haber cumplido 70 por ciento de la pena impuesta. Aun así, le fue negado el beneficio de la prisión preventiva.

En cuanto mejore su estado de salud será retornado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Chetumal, donde permanece recluido desde el 6 de junio del año pasado.

 

Quizá te interese: Se realiza 12° Congreso Internacional sobre emergencias.