(#ENTREVISTA) Los ciudadanos frenan la corrupción: Del Pozo

315

 

  • A la sociedad ya no le puede seguir pidiendo ni más paciencia ni más confianza, advierte

 

CANCÚN, QROO.- Para el secretario de la Contraloría del Estado de Quintana Roo, Rafael del Pozo Dergal, es un error pensar que al finalizar el gobierno de Carlos Joaquín González se entregará a la sociedad una administración mucho más limpia y menos corrupta.

“Creo que es un error pensar que esto es algo que se pueda garantizar desde el Estado; el Estado debe generar las condiciones y los procesos suficientes, pero es el ciudadano quien debe utilizar las plataformas, las herramientas puestas a su disposición, para mejorar y avanzar en la rendición de cuentas, en nivel de exigencia del cumplimiento de obligaciones de los servidores públicos”.

A punto de ser rendido el Tercer Informe de Gobierno, este viernes 6 de septiembre, el Contralor advierte que sí se han dado avances muy importantes en materia de rendición de cuentas y de mejora de procesos.

“En los últimos tres años pasamos a formar parte de los estados con mayor cumplimiento de obligaciones y en materia de transparencia; al cumplir los cinco indicadores fundamentales, estamos entre los primeros lugares”.

No obstante, aclara Del Pozo Dergal, esto no garantiza que vaya a haber menos corrupción, ya que la garantía de que esto suceda radica esencialmente en la participación ciudadana.

Quintana Roo requiere de un elemento creciente de participación ciudadana en donde los espacios de intervención de la gente, de la sociedad, tiene que ser cada vez mayor para consolidar un gobierno limpio, asuntos que hoy se ven como “extraordinarios”.

Hace énfasis en la llamada “Silla del Regidor 16”, en los cabildos de los municipios que es un ejemplo a seguir, ya que los gobiernos no pueden pasársela ignorando lo que dicen, sienten y necesitan los ciudadanos.

“Esa va a ser la marca y el sello especial de esta administración: la participación de la ciudadanía como ojos vigilantes del gobierno; a los ciudadanos no les podemos pedir ni más paciencia ni más confianza, el Estado tiene que asumir con responsabilidad el rol histórico que le corresponde: gobernar con transparencia”.

 

Y ofrecen ejemplos

 

Los trabajos que se han realizado a lo largo de estos tres años de gobierno, destaca el Contralor, ha llevado a esta administración a estar entre las mejores del país. Y pone un ejemplo.

En el último año de la pasada administración, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo observaciones al Estado de Quintana Roo por más de 5 mil millones de pesos.

A esta administración apenas le han hecho observaciones en materia de recursos federales por 45 millones. “La diferencia es abismal”.

Aseguran haber resuelto por completo todos los problemas de esta administración en tan sólo tres años, aunque los retos permanecen y quizá estén ahí los próximos tres años o para siempre.

Del Pozo Dergal reitera que mientras más participación, seguimiento e involucramiento haya de parte de la ciudadana, habrá mayor garantía de tener un Estado que funcione con altos estándares de cumplimiento, de fiscalización y rendición de cuentas.

“En el momento en que los ciudadanos se retraigan -que ojalá no suceda-, en ese momento existirá la posibilidad de que el Estado se reacomode y que las malas prácticas de gobierno se retomen porque justamente se abren los espacios de discrecionalidad”.

El Contralor presume tener la única dependencia -y te lo puede decir la Comisión de Derechos Humanos-, que está capacitado el cien por ciento del personal en materia de derechos humanos a nivel estatal.

No se puede pensar en tener un Estado sano si no se parte de la presunción de inocencia, de respetar el debido proceso y a través del ejemplo. Es la única manera sensata.

Anuncia que tiene otras resoluciones dictadas en contra de servidores públicos de esta administración que por razones de presunción de inocencia no se han podido hacer públicas porque se están llevando ante tribunales federales.

Ya obtuvieron de la contraloría una resolución en el sentido de responsabilidad y se ha ordenado la separación del cargo, su destitución; no obstante, la ley prevé para ellos también el derecho de inconformarse contra esa resolución, ir a los procedimientos de nulidad, ir a los juicios de amparo en su caso.

“Una vez agotada la secuela procesal, los tribunales serán los que determinen si la Contraloría logró probar si existió responsabilidad y si en ese caso son sujetos de las sanciones correspondientes”.

Del Pozo Dergal asegura que por instrucciones del gobernador Carlos Joaquín González, se decidió avanzar en el sistema tecnológico, en las plataformas digitales, disponibles para la sociedad.

“Se volvieron ventanas permanentes para el escrutinio y para la vigilancia, entonces, si los ciudadanos las utilizan, es la mejor manera de garantizar que los servidores púbicos estén vigilados todo el tiempo respecto al correcto ejercicio de sus responsabilidades públicas”.

Quizá te interese: Habrá Comisión Estatal de Desaparecidos