Cierran las puertas a municipio de OPB

286

 

  • De acuerdo con los ejidatarios, el Ayuntamiento de Othón P. Blanco ha invadido sus tierras para destinarlas al relleno sanitario.

 

HERLINDO VÁZQUEZ

CHETUMAL, Q. ROO.- “Ni un centímetro de tierra estamos dispuestos a regalar”, de esa manera el presidente del Comisariado Ejidal de Calderitas, Juan Carlos Pot Uh advirtió que ya no donarán terrenos al Ayuntamiento de Othón P. Blanco para ampliar el relleno sanitario y para la construcción de un nuevo cementerio.

El motivo de la negativa es que la actual administración municipal adeuda más de 160 mil pesos al núcleo agrario, correspondientes a los 10 mil pesos mensuales por concepto de extracción de material de los terrenos ejidales para sanear el basurero.

“Nosotros ya hablamos con el presidente municipal para ponernos de acuerdo, recibimos un trato cordial pero no hay seguimiento a los compromisos y acuerdos una vez que sales de la puerta; hemos sido maltratados por el tesorero, no nos ha dado respuesta a las peticiones que hemos hecho, como el pago atrasado que se le debe al ejido, pero parece ser que es una ofensa para ellos porque no nos han dado respuesta”.

Afirmó que las autoridades municipales han invadido 20 hectáreas de tierras ejidales para depositar la basura diaria que se recolecta en Chetumal, lo que ha generado contaminación por la falta de tratamiento de residuos sólidos en el tiradero a cielo abierto, cuya dimensión actual es de más de 40 hectáreas.

“El relleno sanitario está dentro de las tierras del ejido, es un tema vergonzoso porque hasta ahorita no se le ha dado un tratamiento final a los residuos sólidos, tenemos parcelas de compañeros ejidatarios invadidas por la basura, nosotros tenemos prestadas 20 hectáreas al relleno y ya se agarraron 20 hectáreas más para depositar de manera clandestina la basura. Invaden tierras, extraen material y aparte no pagan, todas las administraciones han cumplido, menos esta desde el inicio”.

Sobre la posibilidad de donar terrenos para ampliar el basurero y construir un nuevo cementerio municipal, fue claro en declarar que no regalarán más tierras ejidales, aunque resaltó que existe la posibilidad de llegar acuerdos con particulares o autoridades gubernamentales para participar como socios.

“Ni un centímetro de tierra estamos dispuestos a regalar, lo que quieran dentro de Calderitas nosotros queremos ser socios de esos temas; ahorita ya hay visión en el ejido, nosotros necesitamos tener activos para tener reparto de utilidades al año, hay mucha gente adulta y grande en el ejido que necesita tener un recurso al año y ahorita no lo hay”.

El Ejido Calderitas trabaja en la elaboración de un proyecto para la construcción de un panteón privado, que funcionaría como empresa y sería administrado por los ejidatarios, aunque estará sujeto a la aprobación en asamblea del núcleo agrario.

Quizá te interese: Serán ‘concursados’ delegados del IMSS