Los Patriots y Tom Brady preparan la defensa de su título

365
FILE — New England Patriots quarterback Tom Brady leaves the game to thunderous applause in the final minutes of the AFC championship game against the Indianapolis Colts in Foxboro, Mass., Jan. 18, 2015. The NFL gave Brady a four-game suspension on May 11, 2015, citing his role in the team’s illegal deflation of footballs. The league also fined New England $1 million and took away two draft picks, including a first-round choice in 2016. (Damon Winter/The New York Times)
  • Este jueves inicia la temporada 100 de la NFL

 

 

JESÚS SIERRA

CANCÚN, Q.ROO.-La temporada número 100 de la NFL arranca este jueves, en donde 31 equipos buscarán terminar con la dinastía que comandan Tom Brady, Bill Bellichick y los Patriots. Pero para llegar a eso falta mucho, ahora la patada inicial será entre los Packers y los Bears de Chicago, una de las rivalidades más antiguas en el futbol americano y tendrán el honor de inaugurar el torneo en el Soilder Field.

De esta manera la NFL romperá la tradición de que el ganador del Super Bowl tenga el primer partido de la temporada siguiente, pero esto tiene un motivo especial: Packers y Bears se han enfrentado desde 1921 en 198 ocasiones.  La última vez que un campeón jugó el primer partido fue el 2003.

Sin embargo el partido entre Green Bay y Chicago tiene más atractivos que la historia y la nostalgia. Los Bears llegan como campeones defensores de la División Norte de la NFC y contarán con una defensa más sólida, comandada por Khalil Mack, quien buscará frenar los pases de la ofensiva comandada por Aaron Rodgers, en el debut de su nuevo entrenador, Matt LaFleur.

Aunque no se ha dado la patada inicial, en Las Vegas ya cocinan a los favoritos para ganar el Super Bowl del 2020. Los “gurus” de las apuestas ven lejano el fin de la dinastía de Brady y el “Monje” Belichick, al contario los ponen como favoritos para repetir el título, después aparecen los Chiefs con el joven Pat Mahomes, seguidos de los Saints quienes se quedaron a la orilla por una polémica jugada y los Rams que quieren consolidar su proyecto tras ser subcampeones.