Protegió finanzas uso de coberturas

200

*Benefician al País las compensaciones cobradas en los años 2009, 2015 y 2016

 

Juan Carlos Orozco

Entre 2005 y 2018, las coberturas petroleras han dado beneficios al País en tres ocasiones y han salvado a las finanzas públicas de una catástrofe.

Durante estos 14 años, el Gobierno federal pagó 218 mil 712 millones de pesos, a precios de 2018, por primas de coberturas petroleras, pero cuando se enfrentaron caídas en los precios del petróleo el cobró del seguro sumó 274 mil 361 millones de pesos.

El saldo favorable de esta práctica fue de 55 mil 649 millones de pesos, según una revisión de las negociaciones.

Con la cobertura, el Gobierno asegura obtener el precio del petróleo establecido en cada presupuesto de egresos y con ello evita afectación en las finanzas públicas, ya que la cotización de la mezcla mexicana de exportación es una piedra angular en los cálculos de ingreso y gasto.

Esta especie de seguro que se negocia en mercados internacionales, inició en 2005, pero solo en tres ocasiones el Gobierno federal ha cobrado una compensación: en 2009, 2015 y 2016.

Es decir, aunque en 11 años ha pagado las primas sin cobrar la compensación, las retribuciones de los tres años han sido suficiente para obtener beneficios.

En 2009, el año de la crisis financiera internacional, se pagó una prima de 22 mil 45 millones de pesos para asegurar 300 millones de barriles a un precio de 70 dólares por barril. La mala situación de los mercados ocasionó que se exportara crudo a solo 57.4 dólares por barril, así que el gobierno cobró la compensación del seguro y solo en ese año obtuvo 91 mil 617 millones de pesos, a precios de 2018.

Si no se hubiese tenido la cobertura, el ingresos de las finanzas públicas se hubiera reducido en esa misma medida y, por ende, también el gasto gubernamental. Una historia similar sucedió en 2015 y 2016.

Para 2019, aun está vigente la cobertura contratada el año pasado por la que se pagó 23 mil 489 millones de pesos, pero de acuerdo con los datos presentados, es muy probable que el Gobierno tampoco cobre algún pago, porque no se han caído los precios de la mezcla por debajo de la meta presupuestal.

Probablemente algunos vean como pérdida el costo de las primas pagadas, de ahí las especulaciones sobre la contratación de coberturas para el próximo año.

“Como en ocasiones anteriores, el gran riesgo de apostar a que ‘no pasa nada’ es más costoso para el País, ante la creciente probabilidad de que las cosas se muevan más hacia el lado negativo; el País pierde más si el Gobierno no compra las coberturas petroleras”, advirtió Alfredo Coutiño, director para América Latina Moody’s Analytics.

Con información de Ernesto Sarabia y Amelia González

Te puede interesar : Trauman a niños migrantes