Dará fiscalización 50 mil mdp más

195

*Representa la evasión fiscal casi 1 punto porcentual del PIB del País

 

Belén RodRíguez

La fiscalización de los contribuyentes y sobre todo la persecución de la defraudación fiscal como delito penal, dará a la Secretaría de Hacienda mínimo 50 mil millones de pesos adicionales en 2020 y otro tanto en 2021.

Durante dos años la fiscalización será la clave para robustecer los ingresos, antes de llegar a una reforma fiscal, expuso en entrevista Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

Sin poder incrementar los ingresos por un compromiso Presidencial, la única medida de robustecer la recaudación viene a través de la fiscalización durante la primera mitad del sexenio.

Te puede interesar : Planea Hacienda crear un fondo contracíclico

Actualmente, se estima que el tamaño de la evasión fiscal en el País representa entre 0.5 y 1 punto porcentual del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente entre 120 mil y 240 mil millones de pesos.

El paquete económico propuesto al Congreso, a través de la miscelánea fiscal, plantea diversos mecanismos en los que el combate a la elusión y evasión es notorio.

Entre los esquemas planteados, se cuentan algunos, como las estrategias para hacer que los contribuyentes cumplan con el pago de impuesto en el arrendamiento de inmuebles; retenciones de impuestos e incluso la propuesta presentada por el Ejecutivo que equipara la defraudación fiscal con delito penal.

“El esfuerzo tiene que ser en lo que se llama tradicionalmente la administración fiscal o fiscalización, entonces las estrategias están más enfocadas al uso de tecnologías para detectar la evasión, pero también a incrementar la percepción del riesgo de evasión.

Yorio no se detiene en estas medidas, adelanta que ya están planeando una reforma fiscal profunda.

“Ya hemos empezado a discutir la necesidad de pensar en una nueva estructura de impuestos. “Lo que querríamos es que sea equitativa, que sea progresiva y que permita una mayor recaudación sin mantener la carga que actualmente se mantiene sobre un público contribuyente cautivo, que implicaría traer a los informales al sector formal”, exhibe con optimismo.

Faltan  herramientas de política fiscal 

Para Yorio González, la política fiscal en México no cuenta con una estructura que le permita ser una herramienta para impulsar el crecimiento económico.

Para poder tomar medidas fiscales que incentiven la actividad económica en el País se requieren medidas contracíclicas, dijo.

Explicó que, pese a ser uno de los grandes objetivos del equipo hacendario actual, no se ha incluido en el paquete para 2020, pero el próximo año se comenzará a exponer la propuesta a todos los agentes involucrados con el fin de que el proyecto se incluya en 2021.

Otra de las estrategias es impulsar la inversión privada, a través de programas que la potencien, como Fondo Nacional de Infraestructura.

Te puede interesar : Amaga Profeco con acciones en telecom