Mintió Mara Lezama en el caso de Heyden Cebada Ramírez

772

 

  • La designación en Desarrollo Urbano violó reglamentación municipal

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- Contrario a lo señalado públicamente por la alcaldesa Mara Lezama Espinosa, la designación de Heyden José Cebada Ramírez como director general de Desarrollo Urbano en Benito Juárez fue una decisión de ella y no derivó de una sugerencia externa de empresarios.

Lo anterior se revela a partir de una solicitud de información vía Transparencia en torno a este asunto que se presume violatorio de la Ley de Responsabilidades Administrativas, por tratarse de nepotismo al ser padre del síndico en Benito Juárez, Heyden José Cebada Rivas.

A Cebada Ramírez le fue conferido el cargo por la presidenta municipal según se constata en un documento que suscribió la morenista el 1 de octubre de 2018.

“Tengo a bien otorgar el presente nombramiento a favor del C. Heyden José Cebada Ramírez, Director General de Desarrollo Urbano, en apego a las normas aplicables al cargo conferido y las remuneraciones que determine el Presupuesto de Egresos en vigor”, señala la designación que validó Lezama Espinosa.

El otorgamiento del cargo es una atribución que concede el Bando de Gobierno y Policía del Municipio Benito Juárez, el cual establece que los nombramientos de los titulares de áreas son responsabilidad del presidente municipal, según el artículo 191 del Capítulo III “De los nombramientos y remociones”.

Forma parte también de las atribuciones que se sustentan en los artículos 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, respecto a las facultades municipales, y 126, 133 y 159 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, referente a las relaciones laborales y catalogación de los servidores públicos de confianza.

Hace unos días, Mara Lezama dijo que la contratación del padre del síndico se dio por “recomendación” de los Colegios de Ingenieros y Arquitectos y de la Confederación Patronal de la República Mexicana, pero el líder de los empresarios en Cancún, Adrián López Sánchez, se lavó las manos.

Según el nombramiento, el funcionario municipal quedó adscrito a la Secretaría Municipal de Ecología y Desarrollo Urbano con una plaza de confianza/eventual y una jornada de trabajo acorde a “la que el puesto requiera”, para el periodo constitucional 2018-2021.

La cédula del cargo va firmada en el reverso por el Oficial Mayor, Héctor José Contreras Mercader, en la cual se establece el nombre del servidor público, su nacionalidad, fecha de nacimiento, sexo, estado civil y domicilio.

Los datos contenidos en la cédula son exigencia del artículo 17 de la Ley de los Trabajadores al Servicio de los Poderes legislativo, Ejecutivo y Judicial, Ayuntamientos y Organismos Descentralizados del Estado de Quintana Roo y el artículo 58 del Reglamento Orgánico de la Administración Pública Centralizada del Municipio de Benito Juárez Quintana Roo.

Mara Lezama, Heyden José Cebada Ramírez y Heyden José Cebada Rivas (padre e hijo) enfrentan una denuncia ante la Auditoría Superior del Estado que promovió el décimo regidor, José Luis Acosta Toledo, por atentar contra el “Leal y Honesto Ejercicio del Servicio Público” por la “indebida contratación” de Cebada Ramírez, en octubre pasado.

“Lo nombró de manera ilegal para dicho cargo público al estar el señor legalmente impedido conforme al artículo 67 de la Ley de los Municipios del Estado”, que prohíbe conceder empleos en la Administración Pública Municipal, a los propios miembros de los Ayuntamientos, a sus cónyuges, parientes consanguíneos en línea recta o parientes en línea colateral hasta el cuarto grado o parientes por afinidad.

Los Heyden Cebada fueron denunciados también ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción en el Estado de Quintana Roo, por incurrir en un presunto conflicto de interés y por haber realizado posibles actos en beneficio propio al amparo del poder o cargo público.