(VIDEO) Nido de víboras

176

 

 

Por: Kukulkán

SALVO QUE se dispute una final de Copa del Mundo o algún otro espectáculo de interés masivo que garantice buen rating, el de los miércoles por la noche es un horario difícil en términos de audiencia, como bien lo pudo comprobar Mara Lezama durante su primer informe.

 

PORQUE PESE al despliegue de una buena carpa que cubrió prácticamente toda la Plaza de la Reforma, poco menos de la mitad del espacio lucía semivacío. En parte porque el municipio se reservó el derecho de admisión y sólo invitó, oficialmente, a unas 800 personas, que a juzgar por el aforo uno diría no llegaron todas.

 

VAYA, QUE ni los previsibles manifestantes en contra del alcalde en turno fueron tantos, apenas un par de decenas.

 

ASÍ LAS cosas, la solemne ceremonia transcurrió con mucho bombo y poco platillo, que si usted quiere enterarse de los logros del primer año de Mara, para eso hay anuncios espectaculares desplegados por toda la ciudad.

 

POR CIERTO y de acuerdo con algunos testigos, la estatua de Benito Juárez, el adalid de la separación Estado-Iglesia que preside la Plaza de la Reforma, hizo un gesto de extrañeza cuando la presidenta municipal se despidió del respetable deseándoles que “dios los bendiga”.

 

 

LOS TIGRES de Quintana Roo se extinguieron de la actual temporada de beisbol profesional con una ignominiosa derrota ante los Diablos capitalinos. Ya vendrá otra temporada y con ella la oportunidad de redimirse.

 

PERO LO que llama la atención no es que hayan quedado fuera cuando en el penúltimo juego estaban a tan sólo un out de llegar a la final regional, sino que desde 2015 son incapaces de dar zarpazo.

 

DICEN LOS pesimistas que la mala racha es en realidad una maldición, la Maldición Borge, pues desde que Betito dejó la gubernatura del estado los felinos no dan una.

 

ES COMO si ante la salida de su gran benefactor, los Tigres hubieran perdido las garras y las ganas de ganar.

 

***

 

COMO LO suyo es amor al arte y pura entrega a sus conciudadanos, el diputado José Luis Guillén asegura que donará su salario a causas altruistas y conmina a sus compañeros en el Congreso del Estado a hacer lo mismo.

 

AL FIN y al cabo, ¿qué es el dinero si no un aliciente artificial que no compensa los verdaderos goces de la vida? Pero como las cuentas no se pagan solas, el generoso diputado de Movimiento Auténtico Social ya previó que su labor extra de empresario sirva para cubrir sus gastos. ¡Faltaba más!

 

DUDAMOS QUE su llamado a soltar el billete alegremente tenga eco entre los otros 24 integrantes de la XVI Legislatura, pero el populista gesto ahí queda como muestra de lo que nos espera, pues más que donaciones lo que la gente necesita es que los legisladores se pongan a trabajar en lo que se supone saben hacer.

 

Quizá te interese: Nido de víboras N° 224