Confía municipio de Benito Juárez lograr un acuerdo con transportistas

290

 

  • El municipio de Benito Juárez buscará un acuerdo con los prestadores del servicio de transporte público para migrar al modelo de carriles confinados, en tanto se resuelve el tema de las concesiones.

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Tras un año de permanecer en “punto muerto”, el tema de las concesiones para transporte público vuelve a aparecer en la agenda del municipio de Benito Juárez, que anunció su intención su buscar un acuerdo con los actuales prestadores del servicio para migrar al modelo de carriles confinados mientras se da el veredicto final.

Jorge Aguilar Osorio, secretario general del Ayuntamiento, consideró la propuesta como “la más probable” de materializarse ante los amparos interpuestos por las compañías y su decisión de crear una empresa coordinadora (SEA) para renovar el parque vehicular pese a los impedimentos legales.

El funcionario dejó claro que, si bien la decisión de extender el permiso por 10 años más fue tomada por la anterior administración municipal, en este mandato podrían llegar a un acuerdo para establecer las condiciones sobre las cuales podrán trabajar en el municipio, y así no demorar más la implementación de los carriles confinados, aprobados el pasado mes de enero.

Por el momento, continuará el diálogo con los propietarios de las compañías Turicun, Autocar y Maya Caribe para acercarse lo más posible al acuerdo deseado sin desatar un ambiente de confrontación para evitar perjudicar, principalmente, a la ciudadanía.

Aguilar Osorio reiteró el deseo de la administración municipal de migrar a esta forma de transporte público, razón por la cual hizo un llamado al Instituto de Movilidad de Quintana Roo para resolver el tema de las unidades del Transporte Terrestre Estatal conocidas como “Urvans”, las cuales han sido protagonistas de muchos accidentes en meses recientes.

Recordó que la propuesta impedirá a estos vehículos transitar por las vialidades designadas como corredores urbanos, para convertirse en unidades alimentadoras en vialidades secundarias, con el objetivo de ordenar el tránsito en las principales avenidas y calles de Cancún.

En su momento, los concesionarios anunciaron el ingreso de 43 unidades nuevas en las dos rutas correspondientes a la zona hotelera, con el objetivo de renovar paulatinamente el parque vehicular. Sin embargo, los funcionarios municipales calificaron la acción de los concesionarios como un desacato judicial y ordenaron su salida de la circulación.

No obstante, los vehículos ya circulan de nuevo.

 

Quizá te interese: Apoya la Canaco el ordenamiento de los mercados públicos en Chetumal