Denuncia propietaria que su terreno lo estaba revendiendo la empresa a la que se los compró

219

 

  • Con la intención de tener un patrimonio, una madre de familia decidió comprar un predio en el monte Los Olivos en 2008.

 

OMAR ROMERO

CANCÚN, Q. ROO.- Con la intención de tener un patrimonio, una madre de familia decidió comprar un predio en el monte Los Olivos en 2008, sin embargo, hace unos meses se enteró que la propiedad que ella había pagado, seguía a la venta.

“Nos enteramos que estas personas siguen vendiendo nuestros terrenos y queremos saber si hay alguien que pueda frenar este problema; cómo es posible que sigan vendiendo estos terrenos que ya están pagados”.

La propietaria, que pidió quedar en el anonimato por temor a represalias, se dijo sorprendido de que estén sucediendo estas cosas, por lo que fueron a preguntar y pudieron constatar que sí son los mismos terrenos. “Nos quedamos sin saber qué hacer”.

Recordó que mediante unos vecinos se enteraron que vendían con facilidades de pagos unos terrenos; el que ella adquirió tenía un costo de 50 mil pesos y le faltaban ocho mil pesos cuando recientemente su hija vio que el predio lo seguían ofreciendo.

Por esta razón, acudieron con Alejandro Viveros Ayala, quien era el encargado de cobrar los mil pesos mensuales, el cual les informó que ya no tenía relación con “El Indio Blanco”, nuevo propietario de los terrenos.

La vecina aseveró que no quiere dejar su terreno y que si no ha construido es porque los servicios no están disponibles; por ello pidió el apoyo de las autoridades, al sostener que es madre soltera y cada mes le costaba juntar los mil pesos para cumplir con el pago.

“Es gente que está estafando, supongo que se está haciendo rica a costilla de personas que trabajan honradamente. Ojalá esto llegue a oídos de una autoridad que nos pueda ayudar porque somos muchos. No se nos hace justo que personas como el ‘Indio Blanco’ o Alejandro Viveros estén haciendo cosas que no deben”.

 

Quizá te interese: Prioriza Heyden Cebada Rivas viajes de placer y falta a sesiones de Cabildo