(VIDEO) Piden ambientalistas modificar los hábitos

300

 

  • Investigadores de Ecosur exhortaron a cambiar hábitos para mejorar el cambio climático.

 

LAURA CRUZ

CHETUMAL, Q. ROO.- Para frenar el cambio climático del planeta es necesario modificar el estilo de vida de las personas, ya que las acciones que se ejercen y las leyes que se aprueban no son suficientes para contrarrestar los daños que la acción humana ha realizado.

Nuria Torrescano Valle, investigadora del Plan Ambiental de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), reconoció que el cambio climático es un proceso natural que está en marcha.

Sin embargo, la afluencia humana ha acelerado el tiempo con el que se lleva al cabo, afectando los pronósticos de temperatura.

“Seguimos consumiendo en órdenes desmedidos el plástico de un solo uso y es el que más contamina, porque consumimos y desechamos. Esa acción la hacemos desde hace años”.

Enfatizó que algunas acciones que realiza Ecosur es la de fomentar la separación de residuos sólidos y peligrosos, ya que si van a parar al manto freático también se contamina. Además, se conserva la diversidad de especies endémicas de la flora y fauna.

“También fomentamos el consumo responsable desde la cantidad que consumimos hasta la calidad de lo que consumimos, que sea de productores locales, alimentos frescos que no tengan que venir de localidades lejanas, esto nos ayuda a bajar el movimiento de productos que contribuyen a la contaminación”.

 

No son suficientes

 

Por su parte, la investigadora Arely Martínez Arce dijo que todas estas acciones no son suficientes para contrarrestar las acciones negativas que los seres humanos han realizado y que perjudican irreparablemente al planeta.

Destacó que en Quintana Roo ya se comienzan a ver los cambios del clima a través de las sequías, el arribo de sargazo, el aumento de la temperatura, la quema de pastizales y la intensidad de los huracanes que cada año se intensifican.

El también investigador de Ecosur, Rogelio Cedeño Vázquez, expuso que los cambios en el mundo son producto del abuso de combustibles fósiles ocupados para el desarrollo tecnológico e industrial.

“Ese abuso en esos combustibles es lo que nos ha llevado a esta realidad; ha habido intenciones de reducir nuestro impacto desde la Cumbre de Río de Janeiro en 1992, después hubo otros protocoles internacionales. Parece que no ha habido lo esperado ni el compromiso de las naciones”.

Reconoció que la existencia de la humanidad está en riesgo, debido al aumento en las temperaturas y las alteraciones que el planeta cada año tiene; de ahí la importancia en crear conciencia en las nuevas generaciones para que cambien su estilo de vida y puedan vivir con una calidad de vida mejor.

 

Quizá te interese: Policías de tránsito en Cancún acosan a transportistas