Playa Coral padece exceso de sargazo; autoridad desatiende el problema

678

 

  • La tan promocionada campaña “Todos contra el Sargazo” a cargo del Ayuntamiento de Benito Juárez, tiene en el olvido a Playa Coral, en Punta Nizuc.

 

BRENDA MENDOZA

CANCÚN, Q. ROO.- La tan promocionada campaña “Todos contra el Sargazo” a cargo del Ayuntamiento de Benito Juárez, tiene en el olvido a Playa Coral, en Punta Nizuc, con tal acumulación de la macroalga que es imposible siquiera tratar de acercarse al mar.

“El programa ‘Todos contra el sargazo’ quedará para la historia como la muestra de lo que podemos hacer uniendo voluntades y corazones, en pro de un lugar que amamos y se llama Cancún”, son palabras de la alcaldesa Mara Lezama Espinosa en una de las jornadas de limpieza que promueve cada sábado.

Sin embargo, resulta que mientras sus convocatorias han llevado a voluntarios en repetidas ocasiones a Playa Delfines, Chac Mool, El Niño, Ballenas, Tortugas, Gaviota Azul, Langosta o Las Perlas, a Playa Coral sólo acudieron el día que arrancó la campaña en mayo pasado.

En una visita se comprobó que desde hace semanas nadie ha ido a colectar el sargazo que tiene invadida la arena de la playa ya convertida en una especie de lodo, con un aroma fétido.

Coral ya perdió atractivo para los turistas, que si pasan por ahí simplemente se dan la vuelta y se van. El agua color marrón es perceptible desde el estacionamiento público de la playa. Nadie quiere meterse a nadar ahí.

La autoridad municipal presume sábado tras sábado el esfuerzo de funcionarios y voluntarios que responden a su llamado para colectar la macroalga en diversas playas de Cancún, pero tienen en el olvido a Playa Coral, en Punta Nizuc.

Esta situación, con ese sargazo acumulado, se convierte en un problema ambiental y pone en peligro a la fauna marina. Playa Coral es amigable para mascotas, pero tampoco hay quien quiera llevarlas con la cantidad de macroalga acumulada que existe en el lugar.

 

Quizá te interese: (VIDEO) ‘Operativo mochila debe respetar derechos humanos’: SNTE