(VIDEO) Autoriza Semarnat el megadesarrollo ‘Paraíso Maya 5’ en Cancún

948

 

  • Sigue Semarnat avalando nuevas obras para vivienda en Cancún.

 

MARCO ANTONIO BARRERA

CANCÚN, Q. ROO.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó el cambio de uso de suelo ambiental para la construcción del fraccionamiento Paraíso Maya etapa cinco en este destino.

El desarrollo contempla edificar mil 776 viviendas de tipo popular en un predio de 172 mil 223 metros cuadrados de selva, ubicado en la Supermanzana 260, Manzana 120, ubicado en las inmediaciones de la carretera federal Cancún-Valladolid.

La empresa Vivo Desarrollo SAPI S. A. de C.V. tiene proyectado alzar en los próximos cuatro años, mil 488 viviendas verticales de cuatro niveles, con ocho departamentos por cada uno; 240 de tipo horizontal, de un solo piso, y 48 casas horizontales de dos niveles, con una inversión de 532 millones de pesos.

El terreno de selva está habitado por 77 especies de vegetación catalogadas en 37 estratos de árboles, 40 de arbustos y 20 herbóreas, de las que tres están enlistadas en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010.

En el desmonte y deshierbe del predio se afectará también a 13 especies de fauna: dos de reptiles, 11 de aves y dos de mamíferos. Los reptiles son conocidos como Anolis y las aves como Aura, chara yucateca, paloma morada, crotophaga sulcirostris, piaya zanate, yuga, cenzontle, luis piquigrueso, tirano tropical y chachalaca. Entre los mamíferos hay ardilla gris y tlacuache.

La Norma Oficial Mexicana establece que existen cuatro especies catalogadas como amenazadas. De flora, están chit, palma nacax y despeinada, y fauna, la iguana rayada.

Como medida de mitigación estableció la creación de un vivero provisional de plantas rescatadas, el cuidado de la fauna y un desmonte gradual de la vegetación.

En esa Manifestación de Impacto Ambiental Modalidad Particular del Proyecto “Fraccionamiento Paraíso Maya 5”, a la que Luces del Siglo tuvo acceso, se reconoció que habrá 33 impactos al ecosistema en la etapa de construcción, como pérdida de suelo, aire, paisaje, fauna y contaminación ambiental, algunos durante la construcción y otros en la etapa de mantenimiento. Varios serán irreversibles.

La vegetación es en su mayoría mangle catalogado como secundario arbustivo, característica de la selva mediana subperennifolia, la que más prevalece en el territorio benitojuarense y que está en 56.98 de la superficie. El restante corresponde al tipo de suelo urbano con asentamientos humanos.

La delegación federal de la Semarnat en el estado de Quintana Roo, en el oficio número 04/SGA/0997/19 aseguró que la construcción “se apega a los usos de suelos permitidos y criterios ecológicos aplicables al proyecto del Programa de ordenamiento Ecológico Local del Municipio de Benito Juárez, publicado en el periódico del Gobierno del Estado el 27 de febrero de 2014”.

Además, con las normas urbanísticas establecidas para el uso de suelo SCU/H del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población Cancún 2014-2030, del 16 de octubre de 2014, por lo que “esta Delegación concluye que es factible la autorización del proyecto”.

En el sitio de Internet de la empresa inmobiliaria no existe información sobre el costo que tendrán las viviendas.

 

Quizá te interese: Empleada estatal del Ieeja denuncia acoso y discriminación laboral