(VIDEO) Por qué se celebra la ‘No Violencia´

115

 

  • Con el objetivo de promover una plena tolerancia, el cambio social y el respeto a los derechos humanos

 

VÍCTOR HUGO ALVARADO

CANCÚN, Q. ROO.- Con el objetivo de promover una plena tolerancia, el cambio social y el respeto a los derechos humanos, cada 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No Violencia.

Justo en la fecha de nacimiento de Mahatma Gandhi, quien a través de su movimiento pacifista logró de manera definitiva la independencia de India del imperio británico.

El principio de la no violencia tiene una relevancia universal y busca conseguir una cultura de paz, tolerancia y comprensión.

Es considerada la disposición de mayor fuerza en favor de la humanidad al frenar los instintos fundamentales de repulsión a las agresiones ajenas a través de la inacción, es decir, no responder a esos actos.

Te puede interesar: Advierten que desposesión y desigualdad provocan actos de violencia en Quintana Roo

También conocido como la “resistencia no violenta”, este principio rechaza el uso de la violencia física para lograr un cambio social o político; incluso se le describe como “la política de la gente común”, como un instrumento para campañas en favor de la justicia social, tanto en México como en otros países.

Como ejemplos recientes, en el estado de Quintana Roo se destacan las posturas de los grupos a favor y en contra de la Ley General de Bienestar Animal, donde a través de manifestaciones multitudinarias ante el Congreso del Estado, dejaron ver su punto de vista sin propiciar violencia.

Gene Sharp, filósofo especializado en el tema, definió así este principio: “La acción no violenta es una técnica por medio de la cual las personas que rechazan la pasividad y la sumisión pueden llevar adelante su lucha sin violencia. La acción no violenta no es un intento por prevenir o ignorar el conflicto, es una respuesta al problema de cómo actuar efectivamente en política, especialmente cómo ejercer el poder de manera efectiva”.

Un principio clave de la teoría de la no violencia radica en la dependencia del consentimiento de la población para otorgar poder a los gobernantes y que ellos, posteriormente, puedan usarlo.

Estas acciones poco a poco disminuyen el poder con base en la cooperación y la expresión tajante de su inconformidad.

Las tres categorías principales de acciones no violentas incluyen la protesta y persuasión, donde se encuentran marchas y conmemoraciones; el principio de no-cooperación y la intervención no violenta, en forma de bloqueos y ocupaciones, particularmente usadas en lugar de una guerra.

 

Quizá te interese: En la mira, notaría de Heyden