Tomarán ADN de migrantes

52

*Acusan defensores abuso a privacidad y libertad de grupos vulnerables

 

REFORMA / STAFF

WASHINGTON.- La Administración Trump busca extraer muestras de ADN a todos los migrantes bajo custodia federal, con el fin de ingresarlos a una base de datos criminal y así hacer cumplir sus políticas migratorias.

Altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) indicaron ayer que el Departamento de Justicia desarrolla una regulación a nivel nacional que otorgaría a los oficiales de migración la autoridad de recolectar muestras de ADN en los centros de detención, los cuales albergan a más de 40 mil personas.

La medida constituiría una expansión de la base de datos mantenida por el FBI, la cual se limita principalmente a los datos genéticos de individuos arrestados, acusados o condenados por delitos graves.

“Estamos buscando expandir la recolección de ADN a todos o casi todos los migrantes detenidos en Estados Unidos o que cruzan la frontera ilegalmente”, dijo un alto funcionario del DHS en una llamada telefónica con periodistas.

La nueva regla permitiría al Gobierno estadounidense recolectar ADN de los niños, así como de aquellos que buscan asilo en los puertos legales de entrada y no han violado la ley.

“Ese tipo de recolección masiva altera el propósito de la recolección de ADN, pasa de la investigación criminal a la vigilancia de la población, que es contrario a nuestras nociones básicas de una sociedad libre, confiable y autónoma”, argumentó Vera Eidelman, abogada de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

Eidelman explicó que debido a que el material genético tiene fuertes conexiones familiares, la recopilación de datos tendría implicaciones no sólo para aquellos bajo custodia de migración, sino también para los miembros de su familia que podrían ser ciudadanos de EU o tener residencia legal.

Funcionarios de Seguridad Nacional declararon que la nueva iniciativa estaba permitida bajo la Ley de Huellas Digitales de ADN de 2005, pero debido a un acuerdo durante la presidencia de Barack Obama no se había llevado a cabo.

Respecto a los solicitantes de asilo, protegidos por una ley federal, un alto funcionario del DHS, bajo condición de anonimato, señaló que en ese grupo hay un “aspecto criminal”.

La propuesta, según el DHS, se inspiró en un programa piloto realizado este verano en la frontera suroeste, en el que agentes utilizaron tecnología de muestreo de ADN para identificar adultos que hacían pasar niños como propios y así explotar protecciones especiales a familias con menores migrantes.

El nuevo programa diferiría del piloto al proporcionar un perfil más completo de ADN, en oposición a la prueba más estrecha que se usó sólo para determinar la paternidad.

Te puede interesar : Impone Trump su visión migratoria