Comercio de animales, situación latente

98

 

  • El comercio de animales exóticos en Quintana Roo es una situación latente; desde hace tiempo.

 

BRENDA MENDOZA

CANCÚN Q. ROO.- El comercio de animales exóticos en Quintana Roo es una situación latente; desde hace tiempo, la tenencia de éstos animales como mascotas se ha popularizado a pesar de lo polémico que resulta, advierte Víctor Campos.

“La crianza en cautiverio es precisa para evitar la extracción de estos animales de su hábitat natural, ya que no se puede detener el tráfico ilegal. La venta legal intenta combatir la extracción ilegal y evitar un daño en las poblaciones silvestres”, plantea el criador y vendedor de aves exóticas en Playa del Carmen.

¿Por qué es legal vender animales en peligro de extinción?, se le cuestiona.

Con sumo conocimiento expone que el principal problema que enfrentan los animales en peligro de extinción es la destrucción de su hábitat; el segundo es la extracción de su medio natural para su venta como mascota o por sus pieles o partes del cuerpo para su uso como trofeos, entre otros.

Con la reproducción en cautiverio se intenta evitar que se sigan afectando las poblaciones silvestres, al ofrecer una manera segura de adquirir un ejemplar.

 

¿Es correcto tener a un animal silvestre como mascota?

 

“Esto ya es una percepción personal. Muchos animales tienen la suerte de vivir con dueños que satisfacen las necesidades básicas de sus mascotas e incluso un poco más”.

También existen casos en los cuales las personas adquieren cachorros de grandes felinos sin pensar en lo que se meten; éstos animales crecen, dejan de ser adorables y se convierten en un verdadero problema.

“Al igual que sucede con los animales domésticos, no cualquiera debería tener una mascota silvestre; si tienes el dinero suficiente para tenerlo, el espacio adecuado, el conocimiento técnico para mantenerlo, entonces no sería una mala idea”

Por el contrario, si uno es de los que piensa que las croquetas “Premium” para perros está muy cara, entonces las mascotas silvestres no son para ellos, ya que se necesita tener un buen capital y una enorme responsabilidad para mantenerlos.

El criador y vendedor de aves exóticas no intenta aprobar ni reprobar la adquisición de éste tipo de animales, ya que habrá algunos que resulten una excelente compañía y tendrán una vida plena.

No obstante, pero habrá algunos que no. La venta legal también puede enmascarar la venta ilegal por lo que se debe de ser muy precavido al momento de adquirirlos.

“Las leyes deben de ser más rigurosas pero no deben llegar a prohibirlos; ya se ha observado anteriormente que prohibir la venta no detiene el tráfico ilegal.

“En el caso particular de los loros mexicanos, su prohibición no detuvo la extracción de ejemplares, los “pajareros” los siguen vendiendo y la gente los sigue comprando, a pesar de saber que es un delito”.

 

Quizá te interese: ‘Vence’ Solidaridad a Benito Juárez en finanzas