Desde el VAR: “Nuestro Clásico”

174

 

  • Este sábado jugarán Pioneros de Cancún e Inter Playa del Carmen, el mismísimo Clásico del Norte -no el Regio.

 

JESÚS SIERRA

Este sábado jugarán Pioneros de Cancún e Inter Playa del Carmen, el mismísimo Clásico del Norte -no el Regio, ese qué-, ¡el duelo por la supremacía del Norte de Quintana Roo!

Los equipos de las ciudades más atractivas del estado para el turismo internacional y nacional. Las más poderosas de la entidad. Cancunenses y playenses compiten para ser el mejor destino turístico o el de economía próspera o el que tiene las playas más bellas.

Y no sobra decir que la batalla por la supremacía del Norte también se da en otros ámbitos menos honrosos como balaceras, ejecuciones, corruptelas, jaloneos políticos y demás linduras de la vida pública.

Lo bueno es que este duelo de sábado por la tarde simplemente será en un terreno deportivo. Ese sí que resulta atractivo, porque los veremos competir en algo más saludable como es el futbol.

Son dos proyectos que empiezan con muchos rostros nuevos, como mandan las buenas costumbres de cada cambio de administración municipal.

Esta vez Inter Playa del Carmen presume en la banca a un estratega que aún no sabemos si tiene las tablas para llegar lejos. Se trata del “Pikolin” Marco Palacios. La llegada del ex Pumas le ha sentado bien en lo mediático y futbolístico al equipo.

La última vez que Playa del Carmen estuvo en las páginas nacionales fue por asuntos de nota roja, por lo que el “Pikolín” ha sumado hasta el momento triunfos, puntos y buena prensa para la ciudad.

El reto que tendrán en el Estadio Cancún 86 será vencer a Pioneros. La última vez que los playenses ganaron acá, el “prócer” de la transparencia y buen gobierno, Roberto Borge, andaba con libertad por las calles.

Así que el Profe Palacios tendrá la oportunidad de reafirmar su buen paso en la Segunda División. En tanto, Pioneros ha tenido un desempeño irregular en el torneo, lejos de las expectativas señaladas en los boletines antes del inicio de la temporada, los cancunenses trajeron a una nueva directiva que aparentemente quiere un proyecto serio y apuesta por trascender y, ¿por qué no?, por ascender.

Igual genera cierto morbo ver cuántos aficionados y acarreados acuden a las gradas del Cancún 86, y si las miradas no se las llevan los funcionarios que quizá se pongan la camiseta del equipo de su municipio nada más por convivir, como acostumbraban las administraciones anteriores.

Este será el partido más importante a realizarse este fin de semana en Cancún, pero no el único. Por si no se acuerdan hay un equipo que juega en el Andrés Quintana Roo que se llama Atlante y enfrentará a Alebrijes de Oaxaca el domingo a las 8 de la noche. Combinación de día y horario como para que sólo vayan familiares de jugadores, cuerpo técnico y directiva.

Los Potros vienen de perder entre semana en la Copa, y si usted no se acordaba que el Atlante jugaba ese torneo, no se preocupe, porque ya quedó eliminado. Al menos ese muerto no se le carga a ninguna autoridad.

La prioridad del Atlante es ascender, como el mismo técnico Alex Diego mencionó, está en deuda con su afición y lo único que debe preocuparle es regresar a Primera. Luego de cinco años en el Ascenso está más cerca de que lo visiten cada 2 de noviembre en un panteón que cada 15 días en el Andrés Quintana Roo.