Habitantes de la comunidad de Miguel Hidalgo bloquean la carretera para exigir la destitución de sus autoridades ejidales

155
A local resident looks at the the crowd of tourists taking pictures of the Mayan pyramid in Limones, Mexico. He's carrying a wheelbarrow on his bike.

 

  • Las comunidades de Miguel Hidalgo y Limones, al sur del estado, presentan altos índices de pobreza que se agudizan por la corrupción de sus autoridades.

 

HERLINDO VÁZQUEZ

BACALAR, Q. ROO.- Los habitantes de la comunidad de Miguel Hidalgo están hartos de sus autoridades ejidales, por ello la tarde de ayer un grupo de ellos bloqueó la circulación en la carretera Bacalar-Limones, lo que provocó retrasos en viajeros y en servicios.

La exigencia principal que esgrimieron para liberar la vía de circulación, era la destitución del delegado Roberto Moreno Castellanos y del presidente del Comisariado Ejidal, Mario Perera, a quienes acusaron de irregularidades para favorecer a familiares y amigos.

Muy temprano, desde las 06:00 horas de ayer, un grupo de aproximadamente 90 personas bloqueó de manera parcial el acceso a la comunidad de Miguel Hidalgo. Una hora después el bloqueo fue total.

Solamente se permitió el paso a maestros y personal médico de la comunidad, aunque los manifestantes no garantizaron su salida.

A nombre de los inconformes, Patricia Vargas López denunció que el delegado y el presidente del Comisariado Ejidal incurren en actos de corrupción.

Dijo que hace unos 45 días el Ayuntamiento de Bacalar entregó al delegado material para construir cuartos y colocar piso firme. Pero en lugar de entregarlo a la gente que lo necesita, Moreno Castellanos se lo dio a familiares y amigos.

Además, el delegado es dueño de un establecimiento de venta de alcohol que funciona hasta la madrugada y se ubica a menos de 100 metros de la escuela y el centro de salud.

Respecto al presidente del Comisariado Ejidal, los manifestantes lo acusan de ofrecer escrituración de terrenos a “repobladores”, pero les exige 16 mil pesos, de lo contrario los amenaza con despojarlos de sus patrimonios.

Con pancartas y gritos, los inconformes exigieron la destitución de ambas autoridades y detener los actos de corrupción que favorecen a un pequeño sector de la comunidad.

Pero al no ser atendidos por ningún representante del Ayuntamiento de Othón P. Blanco, después de las 16:00 horas bloquearon la carretera Bacalar-Limones.

En principio la Policía Federal intervino pero no logró calmar a los inconformes, que se mantuvieron firmes en sus exigencias. Como resultado, centenares de automóviles quedaron varados. Algunos viajeros tuvieron que dejar sus transportes y buscar cómo llegar a Chetumal o a Felipe Carrillo Puerto, Playa del Carmen, Cancún o Mérida.

 

Quizá te interese: Acusa Greenpeace soluciones falsas contra el plástico