La especie expresa tamaños, colores y texturas

71

 

  • Son la forma más emocionante de la vida para manifestarse, explica biólogo

 

BRENDA MENDOZA 

CANCÚN Q. ROO.- Los animales son la forma más emocionante que ha tenido la vida para manifestarse, y lo mejor de todo es que vienen de todos los tamaños, colores y texturas, señala el biólogo Roberto Rojo.

Con motivo del Día Mundial de los Animales, el director de Sayab, en el planetario de Playa del Carmen, se refiere a la biodiversidad y situación que vive Quintana Roo en torno a la especie animal.

“Un animal es un coral, un arácnido, un reptil; la mejor forma de celebrar este día es conociendo la biodiversidad que nos rodea y ver que es mucho más compleja, emocionante y asombrosa de lo que pensábamos”.

Este viernes 4 de octubre se conmemora el Día Mundial de los Animales, celebración que comenzó desde 1929 en honor a San Francisco de Asís, santo católico que dejo como enseñanza a la humanidad que el bienestar de los animales es el bienestar de nosotros.

Es así que la Organización de la Naciones Unidas (ONU) se reúne por el bienestar animal. Cada año se llevan al cabo actividades en todo el mundo promoviendo el respeto a esta especie.

¿Cómo la podemos celebrar en Quintana Roo?, se cuestiona al biólogo con amplio arraigo en el estado.

“Tenemos que pensar que los animales no sólo son los perros, gatos, caballos o animales que nos gustan y que estamos acostumbrados a ver; deténganse un momento este viernes, respiremos profundo y volteemos a nuestro alrededor”.

Sugiere explorar a los animales y ver todo lo hay en nuestro alrededor, como insectos, aves o pequeños mamíferos, para darnos cuenta de que estamos rodeados de vida y tenemos que cuidarla, preservarla y disfrutarla.

 

¿Cuál es nuestro lugar en la tierra?

 

El biólogo Roberto Rojo recuerda que casi siempre se piensa y se cree que el ser humano es el Rey, es la especie dominante, el clímax de la evolución y de las cadenas tróficas, sin embargo, es una forma muy egoísta de pensar.

“No somos los más rápidos, ni los más fuertes, no somos los que tienen los sentidos más desarrollados”.

Simplemente, detalla, el ser humano tiene una herramienta muy importante que es el cerebro que le permite hablar y crear cosas, pero no es más que cualquier otra especie, es parte de la biodiversidad y debe asumirlo como tal.

El hombre debe respetar toda la vida que está a su alrededor, no puede andar por la vida matando a todo lo que se le ponga enfrente manifestando su ignorancia en forma de miedo o por la simple gana de matar a los animales.

“Tenemos que ser sensibles con la naturaleza, nuestro lugar es ser parte de la biodiversidad sin causar daños, siendo conscientes, creando cambios, para que no se extinga ninguna especie más en nuestro planeta”.

¿Cuál es la responsabilidad como quintanarroenses con la fauna que existe en el estado?, se le inquiere.

“Vivimos en un lugar privilegiado, maravilloso y mágico; habitamos una de las últimas selvas mejor conservadas de nuestro país; todo el tiempo estamos en contacto con la naturaleza, ya sea con el mar, la playa, los manglares, los cenotes, selva y cuevas.

Muchas veces el hombre teme a la naturaleza, la daña y no le importa el lugar en el que habita; todos tienen que ser conscientes de este sitio, de su complejidad, pero sobretodo de su fragilidad.

“Tenemos que maravillarnos de la vida a nuestro alrededor, no podemos estar temiendo todo el tiempo, pensando en que se nos va a aparecer una araña, una serpiente, un murciélago; no podemos hacer eso porque no es vida, estamos teniéndole miedo a la vida”.

Roberto Rojo propone cambiar nuestra forma de pensar y disfrutar todo lo que está a nuestro alrededor, aunque eso solamente se va a lograr gracias al conocimiento de la naturaleza que nos rodea.

 

Quizá te interese: Zofemat ha separado a 30 vigilantes de playa por corrupción