Es pueblo de Tihosuco un patrimonio nacional

172

 

  • Declaran a Tihosuco Zona de Monumentos Históricos.

 

 

Por: GABRIELA TORRES ORTEGA

FELIPE CARRILLO PUERTO, Q. ROO.- ¡El estado está de fiesta! Y no es para menos, pues Tihosuco fue declarado como Zona de Monumentos Históricos (ZMH), que, por cierto, es la primera localidad de Quintana Roo en recibir esta denominación.

 

Si bien fue en marzo de este año cuando el Diario Oficial de la Federación lo publicó, el viernes pasado se hizo entrega de la declaratoria presidencial por parte de la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto.

 

El poblado comprende un área de 331 kilómetros cuadrados, dentro de los cuales se reconoce a 20 manzanas que representan a 31 edificios construidos entre los siglos XVII y XIX, y que ahora están protegidos por el gobierno federal a través de los lineamientos y estatutos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

 

El uso de estos edificios ha variado a lo largo de estos siglos, pues comprenden templos religiosos, exconventos, cementerios, escuelas y hasta edificaciones civiles.

 

Pues bien, hagamos un poco de memoria. Gracias a su ubicación geográfica, Tihosuco se estableció como una importante conexión entre la ciudad de Valladolid (en Yucatán) y el puerto de Bacalar (en Quintana Roo).

 

Con la llegada de los españoles y la conquista de la región, Francisco de Montejo ‘El Mozo’ se estableció en este lugar a mediados del siglo XVI y comenzó a edificar el Templo del Santo Niño Jesús, de la orden franciscana (terminado en el siglo XVII).

 

No obstante, también debido a su opulencia regional, fue blanco varios ataques piratas, quienes llegaban a tierras mexicanas en búsqueda de tesoros y riquezas.

 

Pero este poblado es recordado mayormente por ser la cuna de la Guerra de Castas (entre 1847 y 1901) cuando los indígenas mayas se enfrentaron a la población blanca de criollos y mestizos para luchar por sus derechos.

 

Sin embargo, desde mucho tiempo atrás, este asentamiento era parte importante de la cultura maya. Fue la capital del cacicazgo de Cochuah y su nombre en dicha lengua se pronuncia Jo’ tsuk – que significa “cinco estómagos” o “cinco rumbos–.

 

Además de reconocer el valor arquitectónico de esa localidad, Alejandra Frausto hizo hincapié en que gracias a la resiliencia indígena, este poblado ha resurgido una y otra vez, además de ser parte fundamental de la historia mexicana.

 

Por ello, instó a sus pobladores para que aprovechen la declaratoria como ZMH y busquen la manera de fomentar aún más el desarrollo económico de la región y se abran nuevos nichos, que podrían estar enfocados en el turismo histórico y el ecológico.

 

Quizá te interese: Arranca Artober 2019 el Cervantino del Caribe