Cercan miles Quito; Lenín, a Guayaquil

122

*Alistan paro para mañana; cambia Presidente sede de Gobierno

 

REFORMA / STAFF

QUITO.- Miles de indígenas marcharon ayer rumbo a la capital de Ecuador, al tiempo que bloqueaban avenidas y se enfrentaban con el Ejército y la Policía, para exigir la renuncia del Presidente, Lenín Moreno, en el quinto día de protestas tras la eliminación del subsidio a los combustibles.

Las movilizaciones se tornaron más violentas hacia la noche, cuando manifestantes burlaron barricadas de seguridad lanzando piedras y objetos con fuego.

Funcionarios y periodistas fueron evacuados del Palacio Presidencial de Carondelet, en la capital, debido a la presencia de manifestantes e implementaron un operativo que incluyó vallas y alambres de púas.

Te puede interesar : Reta a Trump nuevo testigo

El Presidente Moreno, tenía previsto ofrecer una rueda de prensa, pero se suspendió tras postergarse en dos ocasiones. Ante el asedio de los manifestantes, el Ejecutivo trasladó la sede del Gobierno desde Quito a Guayaquil.

“Me he trasladado a la ciudad de Guayaquil y he trasladado la sede del Gobierno a esta querida ciudad, de acuerdo con las atribuciones constitucionales que me competen”, anunció el Mandatario en un mensaje transmitido en cadena nacional.

Sectores indígenas y campesinos marcharon en bloque con dirección a la capital ecuatoriana para unirse a las movilizaciones de los próximos días, mientras que las fuerzas del orden retrocedían. Algunos grupos entraron por la noche a la capital.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) afirmó que calcula que alrededor de 20 mil miembros llegarán a Quito mañana, junto con otros colectivos, para protestar contra las medidas económicas del Gobierno.

En tanto, un grupo de indígenas se apoderó de un tanque militar, lo incendió y lo lanzó por una pendiente en el sur de Quito, en el sector de Santa Rosa-Tambillo.

Los campos petroleros Sacha, Auca y Libertador, ubicados en las provincias de Sucumbios y Orellan, fueron tomados, por lo que se paralizaron sus operaciones y la producción de unos 65 mil barriles de petróleo, informó el Ministerio de Energía.

En la provincia de Bolívar, indígenas y campesinos de la Federación de Organizaciones Campesinas se apoderaron de las instalaciones de Gobierno y obligaron a los funcionarios y trabajadores a sumarse a la movilización.

El dirigente indígena de la Conaie, Jaime Vargas, advirtió que las protestas son una lucha conjunta de los sectores sociales.

“Nuestros pueblos y nacionalidades están movilizándose, avanzando a la ciudad de Quito para poder exigir y rechazar estas medidas que atropellan los bolsillos de todos los ecuatorianos”, sostuvo el líder indígena.

Las autoridades confirmaron cerca de 480 detenidos y anunciaron la suspensión de clases a nivel nacional para hoy con el fin de cuidar la integridad de estudiantes.

Te puede interesar : Tomarán ADN de migrantes